Bruselas, 24 abr (EFE).- La Comisión Europea (CE) aseguró hoy que habrá que ampliar el alcance geográfico de la operación de vigilancia marítima «Tritón» después de que los líderes europeos decidiesen este jueves triplicar su presupuesto para 2015 y 2016, hasta los 9 millones de euros al mes, y reforzar sus medios.

«El alcance geográfico de la misión ‘Tritón’ está claro que tendrá que ser extendido, pero hasta qué punto es algo que tendrá que ser definido en el plan operacional en los próximos días», explicó la portavoz comunitaria Natasha Bertaud en la rueda de prensa diaria de la CE.

Bertaud no pudo precisar si esta ampliación se producirá en sentido horizontal o implicará extender el perímetro de 30 millas náuticas desde las costas italianas y maltesas que ahora supervisa «Tritón», y dijo que corresponde a la Agencia Europea de Control de Fronteras Exteriores (Frontex) y a Italia «redibujar el plan operacional» de esta misión.

«Hemos triplicado el presupuesto de ‘Tritón’ y varios Estados miembros han dado un numero de barcos, aviones y expertos, y ahora es cuestión de definir cómo y dónde vamos a utilizarlos», agregó.

«Está claro que (el alcance geográfico) tendrá que ser extendido porque habrá muchos más barcos en la zona, pero esto tiene que ser definido aún», insistió.

Bertaud destacó, por otro lado, que en la práctica Frontex ya se aleja de la costa italiana en muchas ocasiones más allá de las 30 millas náuticas, y que ya puede llevar a cabo operaciones de rescate y búsqueda para salvar vidas.

La diferencia estribaría en que, al contrario que la operación italiana «Mare Nostrum», cancelada a finales de 2014 por el alto coste que tenía para Italia (9 millones de euros al mes), «Tritón» no tendría un carácter de rescate y salvamento, sino que seguiría siendo una operación de vigilancia marítima, pero con la obligación de socorrer a quienes se encuentren en peligro en el mar.

Según la portavoz, cuando Frontex realiza este tipo de acciones de rescate y salvamento llega a adentrarse en alta mar, algo que «ya está permitido y es perfectamente legal», es decir, que en teoría podría no ser necesario modificar el mandato de Frontex.

Bertaud recordó, por otro lado, que la CE presentará la próxima semana una hoja de ruta sobre cómo y cuándo se aplicarán las acciones decididas ayer por los jefes de Estado y de Gobierno de la UE para combatir la inmigración irregular.

Otras de las decisiones de los Veintiocho fue la de encargar a la Alta Representante de la UE, Federica Mogherini, que explore cómo poner en marcha una operación de seguridad y defensa para destruir las embarcaciones clandestinas en las que las redes de traficantes transportan a los inmigrantes hasta las costas europeas, con pleno respeto de la legislación internacional.

La portavoz comunitaria Catherine Ray explicó que el equipo de Mogherini ya trabaja sobre esta cuestión desde el pasado lunes y seguirá explorando vías la próxima semana, cuando la jefa de la diplomacia europea realizará una visita oficial a Nueva York, para determinar si se necesita un mandato de la ONU para poner en marcha una operación de estas características.

«Estamos trabajando tan rápido como se puede, pero hoy es muy pronto para decir una fecha» sobre cuándo se concretará la misión, señaló Ray.

Por otra parte, el portavoz comunitario Margaritis Schinas informó de que la CE aprobará su anunciada estrategia integral sobre migración el próximo 13 de mayo.