Bruselas, 20 abr (EFE).- La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, dijo hoy que el futuro acuerdo TTIP de comercio e inversión entre la UE y EEUU beneficiará a las pymes comunitarias, y recalcó que los obstáculos que encuentran éstas cuando exportan al otro lado del Atlántico pueden ser «aliviados» en las negociaciones.

Un informe publicado hoy por la Comisión Europea (CE) indica que las pymes ya se benefician del comercio transatlántico, ya que unas 150.000 pequeñas y medianas empresas exportaron a EEUU en 2012, lo que supone el 28 % de todas las exportaciones comunitarias hacia ese país y representa casi 80.000 millones de euros al año.

Pymes de los sectores vinculados a la alimentación, las bebidas, la agricultura, la ropa, el textil y el cuero, así como a productos químicos han experimentado un porcentaje de exportaciones comunitarias por encima de la media, recalcó la CE.

En el caso de España, el informe señala que hay 15.500 pymes que exportan a EEUU, por valor de 3.000 millones de euros.

No obstante, la encuesta efectuada a unas 900 pymes revela también que las pequeñas y medianas empresas ven algunos retos para exportar a EEUU, muchos de los cuales «pueden ser aliviados con el acuerdo de libre comercio y de inversión ambicioso e integral que mantenga nuestros elevados estándares de protección regulatoria», afirmó Malmström.

Precisamente hoy se inicia en Nueva York la novena ronda de negociaciones entre Bruselas y Washington sobre el acuerdo TTIP, en cuya agenda figurará la parte regulatoria y en la que los negociadores se centrarán en los tres pilares de las conversaciones: acceso a mercados, cooperación regulatoria y normativas.

Los retos identificados por las pymes se refieren, entre otros, al cumplimiento de normas técnicas y regulaciones para todos los bienes, el acceso a información sobre qué normativa aplica a sus productos y la exclusión jurídica del mercado, como ocurre en muchos segmentos de las licitaciones públicas.

También incluyen el cumplimiento con las reglas de aduanas, que puede ser muy costoso y actuar como barrera, y las diferencias en regulaciones entre la UE y EEUU.

«El tema regulatorio forma parte de la agenda para pymes. Las empresas más grandes pueden lidiar con esta cuestión y disponer de departamentos especiales, pero las pequeñas no tienen los recursos para hacer frente a test dobles y dobles inspecciones», señaló la comisaria europea de Comercio.

«Por ello es tan importante liberar los beneficios económicos para las pymes», agregó, al tiempo que explicó que para ayudar a este tipo de empresas a seguir mejor las normas que aplican a sus productos y exportaciones más generales la CE propone una «página web», una especie de ventanilla única.

Además, las pymes han detectado barreras u obstáculos específicos en sus respectivos sectores.

Éste ha sido en particular el caso para los alimentos, las bebidas y productos agrícolas, fármacos, textiles, maquinaria y equipos electrónicos, precisó la Comisión.

En cuanto a los servicios, estas empresas han apuntado sobre todo a dificultades relacionadas con el movimiento de personas para proveer servicios, añadió.

«El TTIP va a ayudar a las pymes en ambos lados del Atlántico», dijo Malmström, quien adelantó que mañana la UE y EEUU publicarán un documento común con testimonios de pymes sobre los beneficios de un futuro acuerdo de libre comercio y de inversiones.