Madrid, 25 abr (EFE).- La bolsa española perdió hoy un 0,26 % en su segunda jornada consecutiva a la baja y se alejó de la barrera de 9.900 puntos, lastrada por las caídas de las principales bolsas europeas y de la banca, en una sesión en la continuó la presentación de resultados trimestrales.

Con la prima de riesgo en 67 puntos básicos, el IBEX 35, principal indicador nacional, cerró en 9.858 puntos tras restar 25,4 unidades, ese 0,26 %, con lo que amplía las pérdidas anuales hasta el 1,85 %.

En una jornada en la que el euro descendió hasta 1,218 dólares, los principales mercados del Viejo Continente cerraron en rojo: París se dejó un 0,57 %; Londres un 0,62 %; Milán un 0,97 % y Fráncfort un 1,02 %, después de que el Gobierno alemán estimara que el PIB crecerá un 2,3 % en 2018, la cifra más alta desde 2011.

EEUU difundió que sus reservas de petróleo aumentaron la semana pasada en 2,2 millones de barriles, hasta los 429,7 millones, superior a lo esperado por los analistas, que pronosticaban una caída de más de un millón de barriles, lo que ayudó a que el precio del barril Brent descendiera a 73,51 dólares.

Los inversores se mantienen a la espera de que este jueves se celebre la reunión sobre política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), donde se tratarán asuntos geopolíticos como, en opinión de expertos, la amenaza de una guerra comercial con EEUU.

En la agenda española, compañías como Abertis, Liberbank, Adolfo Domínguez, Aena o Red Eléctrica presentaron sus cuentas trimestrales de 2018, y se publicó que la facturación de las empresas que operan en España creció un 5,5 % interanual en febrero.

El IBEX 35 comenzó el día con pérdidas de un 0,55 % y puso en peligro los 9.800 puntos, afectado por las fuertes caídas de Wall Street el martes, el Dow Jones de Industriales bajó un 1,74 %, el Nasdaq un 1,7 % y el S&P 500 un 1,34 % tras una sesión de resultados empresariales que no gustaron a los mercados.

En Asia también cayeron sus principales bolsas y el índice de Hong Kong se dejó un 1,01 %, el CSI 300 un 0,38 % y Tokio un 0,28 %.

A mediodía, la plaza española retrocedía un 0,6 %, contagiada por las caídas a esa hora de sus grandes valores y y el resto de plazas europeas.

Horas más tarde Wall Street abrió en terreno mixto: el Dow Jones subía el 0,16 % y el Nasdaq un 0,08 %, bajaba el S&P 500 un 0,05 %.

Al cierre, resultados desiguales entre los grandes valores del IBEX: Repsoll perdió un 1,72 % por la bajada del petróleo Brent; BBVA un 0,44 %; el Banco Santander un 0,32 %, mientras que en el lado opuesto, Inditex se revalorizó un 2,1 %, la mayor subida del selectivo; Telefónica un 0,42 % e Iberdrola un 0,22 %.

Por parte de la banca, el Banco Sabadell perdió un 2,36 %; Bankia un 1,33 %; Bankinter un 0,69 % y CaixaBank 0,35 %.

La cadena de supermercados Dia registró el segundo mayor avance, un 2,08 %, en tanto que ArcelorMittal cayó un 2,96 %.

En el mercado continuo, Amper y Adolfo Domínguez repuntaron un 8,37 % y un 6,37 %, respectivamente, este último valor tras reducir sus pérdidas un 70 %. En el lado opuesto, C.A.F y Borges Bain cedieron un 7,08 % y un 6,25 %.

El mercado bursátil español negoció hoy más de 2.900 millones de euros.