Tokio, 10 may (EFE).- La Bolsa de Tokio subió hoy más de un 2 por ciento impulsada por el abaratamiento del yen frente al dólar después de que el ministro de Finanzas japonés amagara nuevamente con una intervención en el mercado de divisas.

El selectivo Nikkei cerró hoy con un subida de 349,16 puntos, un 2,15 por ciento, hasta situarse en los 16.565,19 puntos, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, avanzó 28,24 enteros, un 2,16 por ciento, y se situó en las 1.334,9 unidades.

Los 33 sectores del parqué avanzaron, con el de hidrocarburos al frente, seguido por el financiero y el de las aseguradoras.

El parqué abrió en positivo y las ganancias se ampliaron por la tarde después de que el dólar, que ayer rondaba la banda media de los 107 yenes, pasara a cambiarse en la franja alta de los 108 yenes.

Poco antes, el Ministro de Finanzas nipón, Taro Aso, volvió a insistir en rueda de prensa en que el Gobierno japonés está “listo para intervenir” en el mercado de divisas si el yen prosigue cayendo como parte de lo que Tokio considera un movimiento “unilateral”.

“Los movimientos del yen son claves para el mercado local. Su encarecimiento parece haber llegado a su fin, lo que está ayudando a los valores locales”, dijo Masashi Akutsu, analista de SMBC Nikko Securities, a la agencia Kyodo.

Entre los exportadores que hoy se beneficiaron por la caída del yen se contaron el fabricante de vehículos Mazda Motor o la tecnológica Sony, que se apreciaron un 3,7 y un 3 por ciento, respectivamente.

El fabricante de material deportivo Asics escaló un 10,7 por ciento tras anunciar un incremento de su beneficio neto para el ejercicio fiscal que concluyó el 31 de marzo ante el aumento de ventas de sus zapatillas de atletismo.

En cambio, el fabricante de airbags Takata cayó un 7,4 por ciento tras anunciar el lunes que espera una registrar una pérdida de neta de unos 13.000 millones de yenes (casi 105 millones de euros) para el pasado ejercicio por los costes relacionados con las rellamadas masivas de sus productos defectuosos.

En la primera sección, 1.663 valores avanzaron frente a los 240 que retrocedieron, mientras que 48 cerraron sin cambios.

El volumen de negocio ascendió a 2,429 billones de yenes (19.605 millones de euros), por encima de los 1,731 billones de yenes (13.967 millones de euros) de la víspera.