Tokio, 4 nov (EFE).- La Bolsa de Tokio vivió hoy una jornada de optimismo gracias al estreno en el parqué del gigante Japan Post, que se ha convertido en la mayor OPI en casi tres décadas en Japón y la mayor del año a escala global.

El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró hoy con una subida de 243,67 puntos, un 1,30 por ciento, y se situó en las 18.926,91 unidades, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, ganó 13,46 unidades, un 0,88 por ciento, hasta los 1.540,43 puntos.

El parqué tokiota comenzó la sesión con un buen ritmo de ganancias tras una jornada festiva y después de los buenos resultados de la víspera en Wall Street además de la subida del dólar frente al yen.

Pero ha sido el contundente estreno en la Bolsa de Tokio del gigante Japan Post lo ha dado el mayor brío a la sesión.

La acción de Japan Post Holdings, la empresa que opera en Japón el servicio de correos, el mayor banco por volumen de depósitos y la mayor aseguradora por activos, cerró con un precio de 1.760 yenes, un 25,7 por ciento con respecto a su precio de oferta pública inicial (OPI) fijado en los 1.400 yenes.

Sus unidades bancaria (Japan Post Bank) y de seguros (Japan Post Insurance) también salieron hoy a bolsa y arrastraron una demanda fortísima.

La primera se encareció un 15,24 por ciento en relación a su precio de salida y la segunda un 55,9 por ciento.

Las petroleras también disfrutaron de una buena jornada después del repunte del precio del crudo en Nueva York e Inpex sumó un 4 por ciento mientras que la refinería JX Holding avanzó un 3,8 por ciento.

No corrió la misma suerte el fabricante nipón de airbags Takata, cuyas averías en sus dispositivos han obligado a revisar millones de coches en todo el mundo, y que se depreció un 13,4 por ciento después de que Honda anunciara que no utilizará más sus productos.

La decisión de Honda Motor llego además el mismo día en que la Administración Nacional para la Seguridad en la Carretera (NHTSA) de Estados Unidos anunció una multa de 70 millones de dólares para Takata por su negligencia a la hora de informar sobre los fallos de sus airbags.

Un total de 1.121 valores avanzaron hoy, frente a los 673 que retrocedieron y los 112 que permanecieron sin cambios.

El volumen de negocio ascendió a 3,389 billones de yenes (25.537 millones de euros), frente a los 2,464 billones de yenes (18.480 millones de euros) del lunes.