Seúl, 15 dic (EFE).- La Bolsa de Seúl cerró hoy con un ascenso, en una jornada en la que los inversores se lanzaron a la caza de gangas después las fuertes bajadas de las últimas semanas por la caída de los precios del petróleo.

El índice referencial Kospi subió 5,15 puntos, el 0,27 por ciento, hasta 1.932,97 unidades en una sesión en la que se movieron 3.030 millones de dólares, mientras el tecnológico Kosdaq avanzó 9,41 puntos, el 1,49 por ciento, hasta los 639,78 enteros.

El principal indicador del mercado de valores surcoreano recibió hoy un impulso al alza, en un rebote que ha servido para cortar una peligrosa racha a la baja atribuida en parte a los temores por la contracción de los precios del crudo, que amenazan con ralentizar la economía mundial.

Otra incertidumbre que lleva semanas pesando sobre la confianza de los inversores es la posible subida de tipos en Estados Unidos, algo que se decidirá en la reunión de dos días sobre política monetaria de la Reserva Federal (Fed) del país norteamericano cuyo comienzo está previsto hoy.

En el sector de la tecnología el gigante Samsung Electronics, valor de referencia del mercado bursátil local, cerró la sesión de hoy un 1,27 por ciento al alza y su competidor LG Electronics logró una fuerte subida del 4,38 por ciento.

Entre las principales firmas de productos químicos de Corea del Sur, LG Chem vio caer sus títulos un 3,1 por ciento y Lotte Chemical perdió un 4,74 por de su valor al término de la jornada.

La moneda local ganó 1,4 unidades frente al dólar, que se intercambiaba en 1.183,4 wones al cierre de la sesión.