Seúl, 26 dic (EFE).- La Bolsa de Seúl cerró hoy en positivo gracias al impulso que le dieron las compras de los inversores institucionales, apuntaron analistas locales.

El indicador Kospi del mercado surcoreano cerró hoy con una subida de 1,85 puntos, un 0,09 por ciento, y quedó en los 2.037,75 puntos, en una sesión en la que se movieron unos 2.480 millones de dólares.

En cambio, el índice de valores tecnológicos Kosdaq cayó 4,59 puntos, un 0,74 por ciento, hasta las 615,16 unidades.

Los inversores institucionales adquirieron hoy títulos por valor de unos 124.980 millones de wones (unos 104 millones de dólares), y ampliaron así a tres jornadas consecutivas su racha como compradores netos.

Los participantes foráneos fueron a su vez vendedores netos por tercer día seguido, descargando 35.050 millones de wones (unos 29 millones de dólares).

Al mismo tiempo, los minoristas se deshicieron de acciones valoradas en uno 85.720 millones de wones (unos 71 millones de dólares).

La mayoría de los analistas coinciden en señalar que el Kospi probablemente se mantenga en un nivel muy estable de aquí a fin de año y que incluso no registre grandes bandazos hasta que Donald Trump acceda a la presidencia en Estados Unidos el próximo 20 de enero.

Los grandes valores del parqué surcoreano cosecharon hoy cierres mixtos.

Samsung Electronics, valor de referencia en el mercado local, avanzó un 0,9 por ciento, mientras que el fabricante de chips SK Hynix perdió un 1,4 por ciento.

Por su parte, Hyundai Motor, el mayor fabricante de automóviles surcoreano, escaló un 0,35 por ciento, al tiempo que su subsidiaria Kia Motors se dejó un 0,26 por ciento.

La moneda local, el won, ganó 1,6 unidades frente al dólar, que se intercambiaba en 1.201,4 wones al cierre de la sesión.