Hong Kong, 8 ene, (EFE).- La bolsa de Hong Kong cerró hoy en positivo tras una sesión caracterizada por la volatilidad y que terminó con un sutil 0,15 % en positivo para su índice referencial, el Hang Seng.

Los inversores siguen expectantes en el transcurso del segundo día de negociaciones entre Estados Unidos y China, pese a la falta de información sobre un posible acuerdo que ponga fin a la guerra comercial que mantienen ambos países.

A la incertidumbre local se suma la llegada desde Estados Unidos, donde continúa el cierre parcial del Gobierno.

El Hang Seng cerró en verde, sumando 39,75 puntos hasta llegar a los 25.875,45, mientras que el índice Hang Seng China Enterprises, que mide el comportamiento de las empresas de la parte continental en el parqué hongkonés, sumó 9.89 enteros (0,10 %), para cerrar en 10.133,74 unidades.

La tecnológica Tencent, principal valor por peso de cotización en el Hang Seng, continuó en su particular montaña rusa -a pesar de que las autoridades chinas reanudaron la concesión de licencias de videojuego, ninguno de los producidos por esta compañía entró en el primer lote- y cedió un 0,63 % que contrasta con sus ganancias de ayer.

En el sector de las telecomunicaciones, China Unicom descendía un 0,48 % pero China Mobile hacía lo contrario, despegando con un 0,64 %.

Los valores energéticos vivieron una jornada positiva: Cnooc se elevó un 0,48 %; Sinopec, la mayor refinería de China, subió un 0,17 %, y Petrochina, la petrolera más grande del país, sumó un 0,81 %.

El subíndice financiero se tambaleaba en la cuerda floja, terminando aliviado la sesión con un tenue 0,01 % en verde.

El HSBC, mayor banco de Europa, se devaluaba un 0,23 %, mientras que en el lado opuesto de la tabla figuraba su subsidiaria local, Hang Seng Bank, que ascendía un 1,13 %.

ICBC, banco número uno del mundo por capitalización bursátil, descendió un 0,36 %, con Bank of China y China Construction Bank salvándose de la quema al no registrar cambio alguno en su cotización.

En el sector asegurador, AIA y Ping An cerraron con resultados opuestos, ya que la primera ganó un 1,11 % y la segunda perdió un 1,91 %.

El subíndice inmobiliario se sigue manteniendo al alza a pesar de que tres de sus compañías cerraron en rojo: Country Garden (2,07 %), China Resources Land (1,17 %) y Link REIT (1,11 %).

El resto mantiene una buena racha, con protagonismo de CK Asset, que ganó un 3,31 % y acabó seguida de cerca de New World Development (3,14 %) y algo más de lejos por Henderson Land (0,97 %).

El sector de Servicios fue el ganador de la jornada con todos su valores en verde: China Resources Power lideró las ganancias con su 2,19 %, mientras que CLP Holdings sumó un 1,18 % y Power Assets se apuntó un 0,27 %.

Entre las empresas, la fabricante de automóviles Geely, propietaria de Volvo, volvió a darse un fuerte trompazo, en este caso del 11,28 %.

Las previsiones son que las ventas se estanquen este año, algo que se traducirá en una fuerte desaceleración en el gigantesco mercado automovilístico del país.

El volumen de negocios se situó en 74.480 millones de dólares de Hong Kong (9.501 millones de dólares, unos 8.299 millones de euros).