Grabovo (Ucrania), 17 jul (EFE).- La autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD), en cuyo territorio cayó hace hoy un año el Boeing malasio abatido por un misil, recordó hoy a los 298 fallecidos con varios actos en los que sus dirigentes culparon a Ucrania por la tragedia.

«La República Popular de Donetsk, desde el mismo momento en que ocurrió este horrible crimen, ha prestado toda la ayuda posible para su esclarecimiento. Y ahora seguimos dispuestos a ayudar a aquellos que buscan la verdad y castigar a las autoridades ucranianas, que permitieron esa tragedia», afirmó el «presidente» de la RPD, Alexánder Zajárchenko.

El responsable de los separatistas de Donetsk hablaba en el pueblo de Grabovo, donde se estrelló el avión malasio, en un mitin organizado para rendir homenaje a las víctimas pero de marcado carácter político.

«Cualquier muerte es una tragedia, pero sobre todo cuando mueren civiles inocentes», agregó Zajárchenko, antes de pedir un minuto de silencio por los fallecidos.

En el mismo lugar donde cayó el Boeing, cientos de personas se congregaron para asistir al mitin, con banderas de la RPD y pancartas alusivas a la guerra entre las milicias prorrusas y las fuerzas leales a Kiev.

«A vosotros os mataron y a nosotros nos siguen matando», «Kiev, deja de disparar», eran algunas de las pancartas que portaban los asistentes, muchos de ellos con globos blancos en las manos.

Un año después, la investigación oficial que lleva a cabo Holanda, país del que procedían la mayor parte de las víctimas, aun no ha concluido, y tanto los prorrusos como Moscú cuestionan el borrador filtrado a los medios que culpa a los rebeldes separatistas del derribo.

«Me dirijo a los familiares de los fallecidos: si deseáis venir aquí a recordar a vuestros allegados, nosotros prometemos garantizar plenamente vuestra seguridad y recibiros como a los huéspedes más queridos», señaló Zajárchenko.

Además de 193 víctimas holandesas, viajaban en el avión 27 australianos, 44 malasios, 12 indonesios, 4 belgas, 4 alemanes, 9 británicos, 3 filipinos, 1 canadiense y 1 neozelandés.