Moscú, 10 jul (EFE).- El Kremlin tachó hoy de “muy, pero muy modesta” la contribución del dimisionario ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, al desarrollo de las relaciones entre Rusia y el Reino Unido.

“A los ministros de otros países solo podemos evaluarlos en función de su contribución al desarrollo de las relaciones con Rusia. Lamentablemente, la contribución de Boris Johnson al desarrollo de los lazos británico-rusos ha sido muy, pero muy modesta, por no decir otra cosa”, declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

El Kremlin comentó así la renuncia de Johnson a su cargo, anunciada ayer.

El hasta ahora responsable de Exteriores ha sido uno de los mayores defensores de la línea dura con Moscú en la política del Reino Unido.

La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, opinó ayer que la dimisión de Johnson es parte de una gran crisis que se cuece en el Gobierno británico e insinuó que tiene relación con los casos de envenenamiento en el sur de Inglaterra, de los que Londres acusa a Rusia.