Astaná, 27 abr, (EFE).- El ministro de Exteriores saudí, Adel al Jubeir, realizó hoy su primera visita oficial a Kazajistán con el fin de ampliar la cooperación económica entre los dos países y buscar una solución conjunta a la crisis de Oriente Medio.

“Arabia Saudí es líder en el mundo musulmán y uno de los actores más importantes en Oriente Medio. La solución a las crisis de la región depende, en gran medida, de la posición y las políticas de los saudíes”, dijo el jefe de la diplomacia kazaja, Erlan Idrissov, tras firmar con su homólogo un Memorándum de Entendimiento sobre consultas políticas entre los dos Ministerios de Exteriores.

“Hemos acordado una estrecha coordinación para resolver la situación de crisis en Oriente Medio. Tenemos diferentes plataformas donde trabajaremos juntos”, explicó Idrissov en una rueda de prensa conjunta con Al Jubeir.

El jefe de la diplomacia kazaja aseguró que su país confiere gran importancia a la cooperación con los “hermanos y amigos de Arabia Saudí”.

“Nuestros países están preparados para profundizar en los diálogos políticos a todos los niveles”, destacó Idrissov, y añadió que el presidente de Kazajistán, Nursultan Nazarbáyev, visitará al país amigo este otoño.

“Tenemos un gran potencial para la cooperación económica, especialmente en agricultura, las industrias petroquímica y nuclear y la defensa. Tenemos la idea de crear una herramienta de inversión conjunta”, explicó el ministro kazajo.

Por su parte, el titular de Exteriores saudí recordó que ambos países están unidos por una historia común y 1.200 años de civilización islámica, lo que les otorga valores espirituales comunes.

“Intentamos fortalecer nuestra cooperación no solo en la economía, sino también en el aspecto cultural. Nuestra intención es trabajar para aumentar las visitas y los contactos entre nosotros”, declaró Al Jubeir.

El diplomático saudí señaló también que su país es consciente de todos los progresos que está llevando a cabo Astaná, como la renuncia a las armas nucleares.

“Tenemos iniciativas para la resolución pacífica de algunos conflictos de la región. Apoyamos la idea de expandir la colaboración con Kazajistán en la Organización de Cooperación Islámica. Podemos colaborar en muchas áreas”, anunció Al Jubeir.

Más adelante, Adel al Jubeir se reunió con el presidente kazajo el palacio presidencial Akorda para discutir los acuerdos alcanzados.

Nazarbáyev recordó que su país ha mostrado su apoyo a Arabia Saudí desde el momento de su independencia e hizo hincapié en la necesidad de esta cooperación, especialmente en la económica, señalando los objetivos similares de ambos países.

A su vez, Al Jubeir subrayó la necesidad de fortalecer las relaciones entre los países amigos y remarcó de nuevo la importancia de Kazajistán en el desarrollo del mundo islámico.