Berlín, 16 oct (EFE).- El líder del partido gubernamental polaco, el nacionalista Jaroslaw Kaczynski, ha autorizado la exhumación de los restos mortales de su hermano y expresidente del país, Lech Kaczynski, muerto en 2010 junto a otras 95 personas al estrellarse su avión en el aeropuerto ruso de Smolensk.

“Mi hermano debe ser uno de los primeros en ser exhumado”, indicó Kaczynski, líder del partido Ley y Justicia (PIS), recoge el portal de internet onet.tv, según el cual ya ha autorizado formalmente a que se dé ese paso mientras se busca una fecha concreta para ello.

El hermano gemelo del expresidente, como el resto de su formación, sostiene la teoría de que tras la catástrofe aérea del avión presidencial, que se estrelló el 10 de abril de 2010, hay una conspiración rusa.

El aparato, en que viajaba la cúpula política y altos representantes del ámbito militar y eclesiástico del país, se estrelló al tratar de tomar tierra en ese aeropuerto ruso y no hubo supervivientes.

La delegación polaca se dirigía al acto conmemorativo en memoria de las víctimas de las masacres estalinistas en el cementerio de Katyn.

La comisión designada por el Gobierno de Varsovia para investigar lo ocurrido constató a mediados de septiembre la existencia de “serias deficiencias” en un informe previo elaborado sobre las causas de la catástrofe.

Los responsables de la comisión aseguraron en rueda de prensa que las grabaciones de la caja negra del avión se “manipularon y se acortaron”.

Rusia no ha devuelto todavía a Varsovia ni los restos del avión presidencial polaco ni sus cajas negras, mientras que Varsovia se propone exhumar los restos de todas las víctimas.