Londres, 19 jul (EFE).- El ministro británico de Asuntos Exteriores, Boris Johnson, dijo hoy que la relación con Estados Unidos sigue siendo “fuerte y crucial”, pese al voto del Reino Unido por abandonar la Unión Europea (UE).

Johnson hizo estas declaraciones en una rueda de prensa con el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, después de una reunión bilateral en la que trataron sobre la relación entre sus dos países tras el apoyo al “brexit” en el referéndum británico del 23 de junio.

Johnson y Kerry participarán esta tarde en otra cita con sus homólogos de Francia, Italia y Alemania y con la Alta Representante de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, para analizar el conflicto en Siria.

Posteriormente, se verán con representantes de Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos para evaluar el conflicto en Yemen.

Esta ronda de conversaciones presididas por Johnson busca enviar el mensaje a los socios internacionales de que el Reino Unido sigue dispuesto a mantener su influencia global pese a su eventual salida de la UE.

En su intervención, Johnson, que asumió el cargo el pasado miércoles, reiteró las palabras pronunciadas ayer en la reunión de ministros de Exteriores europeos en Bruselas, cuando aseguró que la marcha del bloque comunitario “no significa que el Reino Unido abandone Europa”.

“Eso sería geográfica, histórica, intelectual y emocionalmente imposible”, subrayó hoy.

El jefe del Foreign Office expresó su intención de hacer una diplomacia “abierta”, para que haya “más Reino Unido”, y subrayó la importancia de mantener “la relación especial” con EEUU, que por su parte también ha mostrado esa disposición.

Antes del referéndum, el presidente estadounidense, Barack Obama, había dicho que, si el Reino Unido abandonaba la UE, estaría “en el último lugar de la fila” de las negociaciones para tratados comerciales.

Johnson también se refirió hoy a la “grave” situación en Siria y alabó el liderazgo de Kerry en las -ahora estancadas- negociaciones de paz para el país árabe.

Antes de verse con su colega británico, Kerry se entrevistó con la nueva primera ministra del Reino Unido, Theresa May, con quien mantuvo una reunión “sustancial” sobre la relación entre ambos países, según su portavoz, John Kirby.

Tras la formación del nuevo Gobierno británico, May y Johnson se han mostrado muy activos en la escena internacional.

May viajará mañana a Berlín para entrevistarse con la canciller alemana, Angela Merkel, y el jueves se desplazará a París para conversar con el presidente francés, François Hollande.

Ese mismo día, Boris Johnson viajará a Washington para celebrar una serie de reuniones con colegas internacionales, con los que espera abordar la amenaza del Estado Islámico (EI).