Moscú, 18 abr (EFE).- El magnate ruso Mijaíl Jodorkovski respaldó hoy la coalición electoral creada la víspera por la oposición extraparlamentaria al Kremlin con vistas a los comicios parlamentarios de 2016.

«Apoyamos la decisión del Partido del Progreso y del PRR-PARNAS de crear una coalición. Respaldaremos la lista de candidatos democráticos», escribió en su página web Jodorkovski, exiliado en Suiza desde su liberación de la cárcel a finales de 2013.

Jodorkovski explicó que la organización cívica que creó el pasado año, Rusia Abierta, no es un partido político, por lo que no participará en los comicios, pero ayudará al nuevo bloque opositor «a hacer que las elecciones sean democráticas».

Desde su salida de la cárcel, el fundador de la petrolera Yukos instó a los rusos con mentalidad europea a organizarse para hacer frente a la propaganda ultranacionalista del Kremlin y planteó las elecciones parlamentarias de 2016 como primer objetivo.

El Partido del Progreso está liderado por abogado Alexéi Navalni, considerado el opositor con más tirón electoral, mientras el liberal PRR-PARNAS está encabezado por el ex primer ministro ruso Mijaíl Kasiánov.

Según el acuerdo de coalición, ambos partidos presentarán listas conjuntas en las elecciones regionales que se celebrarán próximamente y en las legislativas del próximo año.

El asesinado político liberal y ex viceprimer ministro Borís Nemtsov, que fue tiroteado el pasado 27 de febrero cerca del Kremlin, era uno de los principales líderes de PRR-PARNAS.

Como Nemtsov logró un acta de diputado en la Asamblea de la región de Yaroslavl, la nueva coalición opositora no necesitará recabar firmas para poder participar en las elecciones a la Duma o Cámara de Diputados en 2016.

Navalni, quien obtuvo casi un tercio de los votos en las últimas elecciones municipales moscovitas, precisó que el nuevo bloque será una amplia coalición que incluirá a liberales, socialdemócratas, conservadores y europeístas.

En su declaración conjunta, Navalni y Kasiánov acusaron al Kremlin, entre otras cosas, de socavar las instituciones democráticas, pisotear las libertades fundamentales y lanzar una guerra no declarada en Ucrania.

El presidente ruso, Vladímir Putin, quien aprobó al regresar al Kremlin en 2012 una draconiana ley que limita la libertad de manifestación, según denuncia la oposición, se pronunció esta semana a favor de que los dirigentes de la oposición «salgan de la sombra» y se presenten a las elecciones parlamentarias