Teherán, 2 oct (EFE).- El líder supremo de Irán, Ali Jameneí, advirtió este miércoles de que su país seguirá reduciendo sus compromisos del acuerdo nuclear de 2015 hasta alcanzar «los resultados deseados».

«Continuaremos reduciendo seriamente nuestros compromisos. La Agencia de Energía Atómica (iraní) debe llevar a cabo cuidadosa y completamente toda la reducción de compromisos que la República Islámica ha asumido», afirmó en una reunión con comandantes de la Guardia Revolucionaria.

En respuesta a las sanciones estadounidenses y a la incapacidad de Europa en contrarrestarlas, las autoridades iraníes han dejado de cumplir en los últimos meses algunos de sus compromisos del acuerdo nuclear, superando por ejemplo los límites de almacenamiento y de enriquecimiento de uranio.

Además, el pasado septiembre anunciaron que iban a suspender el cumplimiento de las restricciones en materia de Investigación y Desarrollo (I+D) que le impone el acuerdo de 2015 con la instalación de centrifugadoras avanzadas.

Para volver a acatar sus obligaciones, Irán exige que las sanciones impuestas por EEUU sean levantadas o que al menos el resto de firmantes del pacto (Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania) tomen medidas prácticas para garantizar los intereses económicos del país persa.

EEUU se retiró el año pasado de modo unilateral del acuerdo nuclear, que limita el programa atómico iraní a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

Jameneí no citó los requisitos de Irán pero aseguró que «los estadounidenses fallaron en su política de presión máxima», según publicó la página web del líder.

«Las sanciones impuestas a las ventas de petróleo son un problema a corto plazo para el país, ya que largo plazo tienen el beneficio de romper la dependencia de los ingresos del petróleo», señaló.

El líder supremo afirmó que EEUU asumió que con estas presiones lograrían que Irán «aceptara comprometerse con ellos», pero fracasaron en su intento de celebrar una reunión entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el iraní, Hasan Rohaní.

«Incluso comenzaron a suplicarnos y utilizaron a sus amigos europeos como mediadores. Han fallado hasta ahora y esta política fallará siempre», apostilló.

Sobre estas mediaciones, impulsadas principalmente por Francia, Rohaní, por su parte, manifestó este miércoles que fracasaron debido a Trump, que se negó a levantar las sanciones contra Irán.

«Nosotros cooperamos, pero la parte que lo obstruyó fue la Casa Blanca. Irán París, Tokio y el resto de países no tenían la culpa», expresó el presidente durante una reunión del gabinete.

La tensión entre EEUU e Irán ha escalado desde que Washington impuso sanciones a Teherán y se ha agravado en los últimos meses a causa de una serie de incidentes ocurridos en el golfo Pérsico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *