Roma, 8 oct (EFE).- La Cámara de los Diputados de Italia votará previsiblemente hoy una ley que reduce el número de parlamentarios, una histórica reclamación del gubernamental Movimiento Cinco Estrellas (M5S) que cuenta con el sí de los principales partidos.

La revisión del texto empezará a las 14.00 locales (12.00 GMT) y se espera que durante la tarde se produzca la votación definitiva, pues el proyecto ya cuenta con la aprobación del Senado.

Se trata de una reforma constitucional, pues es la Carta Magna italiana la que establece el número de escaños de la Cámara de los Diputados y del Senado, y por ello la aprobación de hoy -dada casi por descontada- no implica su inmediata entrada en vigor.

Para ello es preciso que durante los próximos tres meses tras su publicación en la Gaceta Oficial se convoque un «referéndum confirmativo», una petición que deberá ser presentada por una quinta parte del Parlamento, por 500.000 electores o por cinco regiones.

Este referéndum se espera en la primavera de 2020, no tendrá quorum sino que bastará que los síes superen a los noes y, de ser aprobada por los italianos, podrá aplicarse a partir de la próxima disolución del Parlamento para nuevas elecciones.

La reforma reduce en 345 el número de parlamentarios: la Cámara de los Diputados (baja) pasará de los 630 escaños a 400, mientras que el Senado (alta) tendrá 200, frente a los 315 actuales, además de los senadores vitalicios designados por el Jefe del Estado.

Su tramitación cuenta con el apoyo casi unánime de los distintos partidos políticos: desde la conservadora Forza Italia, hasta la ultraderechista Liga, el centroizquierda del Partido Demócrata y de Italia Viva o la izquierda de Libres e Iguales.

Estas dos últimas fuerzas progresistas se opusieron en el pasado a la reforma, pero cambiaron su voto tras integrarse en el Gobierno del M5S y del primer ministro Giuseppe Conte el pasado verano, tras la ruptura de la coalición de este con la Liga de Matteo Salvini.

El antisistema Cinco Estrellas, desde siempre defensor a ultranza de avanzar hacia un sistema de democracia directa, considera que la reforma no solo permitiría un ahorro a las arcas del Estado, sino que además mejoraría la productividad del Parlamento.

Los expertos temen que la reducción de escaños disminuiría la representación de los electores y el tamaño de los grupos políticos, haciéndolos más controlables por sus respectivos líderes.

Y es que de ser así, de entre los «grandes» países europeos, Italia tendría el Parlamento más pequeño en proporción con su población, de 60,6 millones de habitantes.

Por ejemplo España, con 46,7 millones de habitantes, cuenta con 615 parlamentarios (350 diputados y 265 senadores); o Alemania, de 82 millones de habitantes, tiene 778 parlamentarios (709 en el Bundestag y 69 en el Bundesrat).

Francia, con casi 67 millones de habitantes, cuenta con 925 legisladores (577 en la Asamblea Nacional y 348 en el Senado) y el Reino Unido, con sus 66 millones de habitantes, suma 1.426 parlamentarios (650 en la Cámara de los Comunes y 776 lores).

«Un Parlamento con 345 parlamentarios menos es un Parlamento que trabaja más rápidamente y con más eficiencia. Menos diputados y senadores significa una mayor confianza de los ciudadanos en la política», asegura el M5S en un comunicado publicado en su blog.

Y añade: «Hoy es un gran día para normalizar la política y hacer comprender a la casta que la era de los privilegios acabó».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *