Bruselas, 8 oct (EFE).- Las Islas Baleares, Córcega, Cerdeña y la isla maltesa de Gozo reclamaron este martes en Bruselas que la insularidad mediterránea se tenga en cuenta durante la toma de decisiones a nivel europeo para incluir compensaciones que les ayuden a superar «restricciones» derivadas de su carácter insular.

La presidenta de Baleares, Francina Armengol, firmó hoy una declaración de estas cuatro islas mediterráneas que insta a las instituciones comunitarias a aplicar correctamente los artículos de los tratados europeos que piden «una atención especial a las regiones que sufren graves y permanentes obstáculos naturales o demográficos, tales como (…) las regiones insulares».

La declaración pide que estos artículos se apliquen «desde las primeras etapas del proceso de toma de decisiones, incluyendo medidas compensatorias específicas para superar los retos y las restricciones derivadas de la condición insular a las iniciativas legislativas europeas».

Armengol subrayó que la lejanía de la Europa continental para Baleares y el resto de islas mediterráneas «es una fuente de desventajas que van más allá de la distancia» física, y apuntó al «aislamiento» de las instituciones centrales y la separación de los núcleos económicos de cada país.

Estos problemas, así como la dependencia de los combustibles fósiles o la falta de infraestructura de transporte, se agravan – según Armengol – por su situación en el extremo sur de Europa y su condición de regiones periféricas.

«Tenemos que unirnos para abordar nuestra situación especial. No queremos tener privilegios sino abordar las desventajas económicas de nuestra situación», explicó la presidenta balear, al tiempo que añadió que el éxito de las islas mediterráneas será «el de toda la UE».

El texto firmado hoy en Bruselas pide igualmente «un marco legislativo completo» que complemente los tratados europeos «con componentes centrados en las islas» y adaptar los esquemas de ayudas estatales para «hacer frente a las restricciones específicas de las islas».

En concreto, piden que se faciliten medidas compensatorias adecuadas en ámbitos «donde los retos de las islas periféricas son más evidentes», como el transporte, la conectividad digital, las redes de energía y la gestión de los recursos naturales.

También firmaron la declaración en persona el presidente de la autoridad regional de Córcega, Gilles Simeoni, y la ministra para Gozo del Gobierno de Malta, Justyne Caruana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *