Dublín, 30 oct (EFE).- El secretario de Estado de Estados Unidos. John Kerry, fue hoy premiado en Irlanda por su contribución a la resolución de conflictos globales, un logro que confió en llevar a Siria con el posible inicio de una nueva ronda de conversaciones de paz.

Tras la reanudación de los bombardeos sirios y rusos en la provincia de Alepo y con el proceso negociador paralizado, Kerry lanzó hoy un mensaje esperanzador al considerar “posible” retomar el diálogo “en los próximos dos o dos meses y medio”.

“Quiero ser muy, muy prudente con cualquier tipo de predicción. Pero, en términos generales, ¿es posible? Sí, es posible”, declaró a su llegada a la localidad irlandesa de Tipperary, donde recibió hoy el Premio Internacional Tipperary de la Paz 2015 “por su papel en las negociaciones sobre la entrega de las armas químicas en Siria”, destacaron los organizadores.

La asignatura pendiente ahora, precisó Kerry, es conseguir que “Rusia, los iraníes y el propio régimen” acepten el “planteamiento razonable puesto sobre la mesa por todas la partes, por todos los otros actores” para iniciar esa nueva ronda de conversaciones.

El jefe de la diplomacia estadounidense reiteró que no cejará en sus esfuerzos para lograr el fin definitivo del conflicto sirio.

“No vamos a parar, ni siquiera durante un día. No me da vergüenza alguna decir esto”, admitió Kerry, quien advirtió de que la alternativa a una solución negociada en Siria son las bombas que caen sobre niños, escuelas y hospitales.

“Tenemos la responsabilidad fundamental de hacer que el proceso avance. Mi esperanza es que durante los próximos dos o dos meses y medio seamos capaces de encontrar la manera de volver a la mesa e iniciar unas negociaciones legítimas y largamente esperadas”, agregó el secretario de Estado.

Kerry efectuó esas declaraciones en una rueda de prensa organizada en Tipperary, después de reunirse con el ministro irlandés de Asuntos Exteriores, Charlie Flanagan, con quien analizó este asunto, la pacificación de Irlanda del Norte y las consecuencias de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

A este respecto, Kerry aseguró que el “brexit” no debería afectar a la estabilidad del proceso norirlandés.

Aunque destacó su solidez, advirtió de que el restablecimiento de una frontera estricta, militarizada y con controles policiales con la República de Irlanda tras el “brexit” podría tener consecuencias negativas para la estabilidad de la provincia británica.

“Hay que tener mucho cuidado con lo que puede pasar después, pues una decisión puede tener un impacto sobre otras cuestiones y sobre el futuro de la frontera, sobre cómo se gestiona el acceso a la frontera”, declaró.

En su opinión, esta cuestión es “clave”, por lo que instó a los líderes británicos y comunitarios a proceder “con cautela y sensibilidad” cuando inicien el próximo año sus conversaciones sobre los términos de su separación.

Al ser preguntado por la nueva investigación lanzada por el FBI sobre los correos electrónicos de la candidata demócrata a la presidencia de EEUU, Hilary Clinton, cuando era secretaria de Estado, Kerry evitó pronunciarse al respecto.

Sólo confirmó que el FBI no se ha puesto en contacto con él, por lo que dijo desconocer los detalles de las nuevas pesquisas.

“No, no se me ha notificado nada. No, no se me ha pedido nada. No, no estoy al tanto sobre si se ha pedido algo a mi departamento y no tengo nada más que añadir”, zanjó Kerry.

“Como ciudadano americano y excandidato del partido -agregó-, me gustaría decir muchas cosas sobre lo que está pasando, pero no puedo y, simplemente, voy a mantenerme al margen de todo esto”, concluyó.

Después de recoger el citado galardón en Irlanda, Kerry viajará el lunes a Londres con el fin de mantener una reunión centrada en Libia y recoger un premio que comparte con su homólogo iraní, Mohamed Yavad Zarif, por su trabajo para lograr el acuerdo sobre el programa nuclear de Teherán.

Durante su visita a la capital británica, el jefe de la diplomacia estadounidense aceptará dos premios: la medalla de la Casa de Benjamin Franklin al Liderazgo y el Premio de la ONG Chatham House, o Instituto Real de Asuntos Internacionales.

Chatham House anunció recientemente la concesión a Kerry y Zarif del premio con el que reconoce anualmente las contribuciones notables a la mejora de las relaciones internacionales, explicaron fuentes oficiales, que no precisaron si el titular iraní recogerá el galardón a la vez que el estadounidense.

Kerry también se reunirá con el alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, y mantendrá con él un encuentro con jóvenes, con quienes hablarán de asuntos relacionados, entre otros, con el cambio climático y los movimientos extremistas violentos.

Javier Aja