Teherán, 7 jul (EFE).- Irán y el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) dieron un “paso importante” para resolver sus asuntos pendientes al alcanzar un “entendimiento general” para establecer un calendario que permita impulsar su cooperación conjunta.

Según informó hoy la agencia oficial iraní IRNA, así lo expresó el portavoz del Organismo de la Energía Atómica Iraní (OEAI), Behrouz Kamalvandi, al concluir la visita de una delegación del OIEA a Teherán, para tratar sobre los últimos avances en la resolución de los problemas entre el organismo nuclear de las Naciones Unidas y el país asiático.

“El entendimiento que resultó de las negociaciones con la delegación del OIEA, que se produjo en el marco de los intereses nacionales y consideraciones de seguridad de Irán, van a facilitar seguramente las interacciones técnicas entre el país y la agencia”, dijo Kamalvandí.

El viaje de los técnicos del OIEA a Irán se produjo apenas tres días después del que realizó a Irán el director general del organismo, Yukiya Amano, que se reunió con el presidente Hasán Rohaní.

Tras su estancia en Irán, Amano expresó que aún quedaba trabajo que hacer para llegar a un acuerdo sobre las inspecciones nucleares a Irán, si bien indicó que en caso de tener plena colaboración iraní sus expertos podrían presentar un informe definitivo sobre las dudas que persisten acerca de las posibles dimensiones militares del programa nuclear de Teherán antes de fin de año.

Amano nunca había sido tan específico sobre cuándo sus expertos podrían llegar a una conclusión sobre estos asuntos pendientes.

Las dudas sobre actividades del pasado y el acceso a sitios en Irán que el OIEA necesita para poder investigar es uno de los grandes obstáculos que impiden todavía un acuerdo atómico entre Irán y el Grupo 5+1 (EEUU, Francia, Rusia, China, Reino Unido y Alemania) en las conversaciones que tienen lugar en Viena.

“La visita de la delegación del OIEA a los pocos días del viaje de Amano muestra la seria determinación de ambas partes para mejorar la cooperación”, indicó Kamalvandí.

Kamalvandí indicó que estas reuniones con los técnicos fueron “constructivas, directas, con entendimiento mutuo y progresivas”.

Para poder investigar posibles trabajos militares del programa nuclear iraní, el OIEA exige desde hace año más acceso a instalaciones y expertos iraníes, lo que Teherán rechaza.