Teherán, 15 dic (EFE).- El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, afirmó que con la resolución del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OEIA) que hoy puso fin al caso de las posibles dimensiones militares del programa nuclear de su país, se abre un «nuevo capítulo» en las relaciones con el organismo.

«La resolución ha puesto fin a las acusaciones sobre posibles dimensiones militares, y el asunto ahora está terminado para siempre», afirmó el ministro nada más conocerse la decisión de la Junta de Gobernadores del organismo nuclear de Naciones Unidas.

Agregó que «con eso el terreno está preparado para la expansión de los lazos entre Irán y el OEIA»,

Con la resolución aprobada hoy en Viena, el OIEA cerró el aspecto más delicado de su investigación sobre el controvertido programa nuclear de Irán, el de su posible dimensión militar, y abrió la vía para aplicar en las próximas semanas el histórico acuerdo atómico alcanzado entre el país y el Grupo 5+1 (EEUU, Francia, Rusia, China, Reino Unido y Alemania).

La resolución, adoptada por consenso, fue redactada precisamente por los países que firmaron el denominado Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA en sus siglas en inglés), fue considerada por varias de las autoridades presentes en Viena como un «importante hito» que permitirá la pronta entrada en vigor de ese tratado.

«Esta resolución ha ido más allá del cierre de la llamada posible dimensión militar y oficialmente ha anulado las doce resoluciones previas de la Junta de Gobernadores sobre el programa nuclear de Irán que incluían acusaciones y serias restricciones al mismo», afirmó Zarif.

Señaló además que la resolución verifica que «no se desvió» ninguna parte del material nuclear de su país para fines no pacíficos y que Teherán está completamente comprometida con el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP).