Jerusalén, 21 abr (EFE).- Mohamed Abu Jdeir, un palestino de 16 años de Jerusalén Este asesinado el pasado verano por radicales judíos, ha sido incluido en la lista de víctimas del terrorismo y será honrado en un acto memorial en recuerdo a los caídos en Israel.

Así lo informaron hoy medios locales horas antes de que empiece esta noche la Jornada nacional en Recuerdo de los militares, policías y agentes muertos en actos de servicio, así como civiles víctimas del terrorismo.

El nombre del adolescente palestino ha sido grabado en un monumento memorial a las víctimas del terrorismo en el Monte Herzl de Jerusalén, cementerio nacional donde mañana tendrá lugar el principal acto del día votivo.

El nombre de Abu Jdeir aparece desde hoy en la base de datos oficial de víctimas del terrorismo del gobierno israelí, elaborada por el Instituto de la Seguridad Social, organismo encargado de determinar qué casos son considerados víctimas del terrorismo.

Hagai Admon, director del Monte Herzl, declaró al medio digital «The Times of Israel», que a su juicio, Abu Jdeir era el primer árabe asesinado por judíos que figuraba en el Memorial de Víctimas de Actos de Terrorismo.

La Jornada nacional en recuerdo de los caídos en Israel, que se contabilizan desde 1860 en el territorio anterior al establecimiento del estado judío, se prolonga durante el miércoles, víspera de las celebraciones por el Día de la Independencia.

En un aparente acto de venganza a principios de julio de 2014, tres radicales judíos secuestraron al menor palestino, residente de Shuafat, en Jerusalén oriental, y lo golpearon brutalmente con barras de hierro antes de quemar su cuerpo aún con vida en un bosque de la urbe, según determinó la autopsia del cadáver.

El padre de la víctima, Husein Abu Jdeir, dio la bienvenida a la iniciativa, que dijo «trata de honrar a mi hijo», y confió en que los tribunales juzguen a los responsables de su muerte como merecen.

«Espero que la corte condene a los hombres que quemaron a mi hijo con un castigo apropiado», señaló el progenitor al medio «Ynet».

El Ministerio de Defensa israelí reconoció que Abu Jdeir era «víctima de una acción hostil», término empleado para etiquetar a los civiles israelíes muertos en conflicto con palestinos y países árabes, unas semanas después del ataque cuando se detuvo a los sospechosos y se conocieron los detalles del suceso.