Madrid, 23 jul (EFE).- Rebeca Grynspan, secretaria general iberoamericana, destacó hoy la necesidad de fomentar una cooperación más «horizontal, plural y triangular» ante las necesidades de desarrollo de los países de la región.

Grynspan hizo estas declaraciones en el marco de la presentación en Madrid de la octava edición del Informe de la Cooperación Sur-Sur en Iberoamérica 2015, «una aventura» que se realiza con periodicidad anual desde 2007.

En el acto, celebrado en Casa de América, participaron diversas autoridades iberoamericanas y fue organizado por la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) en colaboración con el Programa Iberoamericano para el Fortalecimiento de la Cooperación Sur-Sur.

Una de las particularidades de esta modalidad de cooperación triangular entre Estados, que los ponentes calificaron de «pionera» en el sector, es, para Grynspan, que los 22 países participantes «tienen algo que dar y que recibir» y son los encargados de generar «de manera colectiva y plural» los contenidos del informe.

«Ha cambiado la geometría y la geografía de la cooperación», añadió en referencia al carácter «innovador y de cambio» del proyecto.

Subrayó, también, que su metodología busca «enriquecer la cooperación internacional» a través de un aprendizaje conjunto y en beneficio mutuo así como «sistematizar» los procesos de cooperación Sur-Sur.

El informe, disponible desde hoy en la página web de la SEGIB, se centra principalmente en proyectos que abordan temas sociales y agropecuarios.

Por su parte, Mónica Colomer, directora de Cooperación con América Latina y El Caribe de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), recordó durante su intervención la «participación activa» de España en este informe.

Y aseguró que el «valor agregado» de esta modalidad de cooperación es la «construcción de consenso» entre los países con el objetivo de «intercambio de buenas prácticas y experiencias» para «fortalecer esa institucionalidad y esas capacidades que permitan avanzar en la senda del desarrollo».