Madrid, 31 jul (EFE).- International Consolidated Airlines Group (IAG), formado por British Airways (BA), Iberia y Vueling, ganó 332 millones de euros en el primer semestre de 2015, lo que supone un incremento del 245,8 % respecto a los 96 millones registrados en el mismo periodo del año anterior.

Los resultados se vieron impulsados por un aumento del 11,6 % de los ingresos, que alcanzaron los 10.363 millones de euros.

El beneficio de las operaciones se incrementó en un 141,3 %, hasta los 555 millones de euros, lo que representa una mejora de 325 millones de euros con respecto al año anterior, según ha comunicado hoy el grupo aéreo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Mientras que BA mejoró su beneficio operativo desde 327 millones a 570 e Iberia redujo sus pérdidas hasta 4 millones de euros desde los 95 millones registrados hace un año, Vueling entró en números rojos, de 5 millones.

A los niveles actuales del precio del combustible y tipos de cambio, IAG mantiene sus perspectivas de negocio sin variación y espera obtener en 2015 un beneficio de las operaciones superior a 2.200 millones de euros.

Los costes no operativos netos aumentaron un 90,7 %, al pasar de 75 millones a 143 millones de euros en el semestre, debido a los cargos netos por conversión de moneda extranjera, derivados de la depreciación del euro frente al dólar estadounidense y a los costes de financiación adicionales relacionados principalmente con el cambio a la divisa funcional, por la depreciación del euro frente a la libra esterlina.

El semestre se caracterizó por el abaratamiento de los combustibles, aunque esto se contrarrestó parcialmente con el efecto adverso de los tipos de cambio.

Los gastos de combustible descendieron un 6,8 % a tipos de cambio constantes por la bajada de los precios medios del petróleo, después de coberturas.

A tipos de cambio constantes y en base unitaria, la mejora fue del 11,7 %, debido a aviones más eficientes y a una mejora de los procedimientos operativos.

Los costes de las tasas de aterrizaje y navegación subieron un 6,4 %, incremento que refleja la subida de las mismas y el aumento de los volúmenes de la oferta del grupo.