Madrid, 24 jun (EFE).- El ministro de Asuntos Exteriores de Hungría, Péter Szijjártó, aseguró este miércoles que la ley húngara sobre la financiación de las ONG rechazada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) establece un «requisito justo» para conocer las verdaderas pretensiones de estas organizaciones.

En una conferencia de prensa junto a la ministra de Asuntos Exteriores de España, Arancha González Laya, Szijjártó respondió así al ser preguntado por la reciente decisión del tribunal europeo de considerar que la legislación húngara que impone obligaciones adicionales a las ONG que reciben financiación desde el extranjero es contraria a la normativa comunitaria, ya que supone una restricción «discriminatoria e injustificada».

La Comisión Europea había denunciado a Hungría ante la Justicia comunitaria después de que ese país aprobara en 2017 una ley que aumentaba el control gubernamental sobre el trabajo de las ONG, muy críticas con las políticas del Gobierno nacionalista del primer ministro, Viktor Orbán.

La normativa obliga a las ONG que reciben más de 23.000 euros desde el exterior a proporcionar en abierto una lista de donantes cuya ayuda supere los 1.400 euros, así como a definirse como una «organización financiada desde el extranjero».

Según el ministro húngaro, la norma busca una mayor transparencia de las ONG que «intentan influir en la opinión pública, y tiene que estar muy claro qué pretenden, sobre todo si están financiadas desde el extranjero».

Para Szijjártó se trata de un «requisito justo» ya que, como aseguró hoy, la organización Transparencia Internacional «está luchando para que las ONG sean transparentes y que demuestren en beneficio de quién trabajan».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *