Dakar, 20 abr (EFE).- Human Rights Watch (HRW) y otras organizaciones proderechos humanos instaron al Gobierno de Senegal a proteger mejor a los alumnos de las escuelas coránicas y a poner fin al tráfico y la mendicidad forzosa a los que son sometidos por parte de los maestros, denunciaron en un comunicado divulgado hoy.

Según estas organizaciones, destaca el número creciente de niños que corren el riesgo de sufrir malos tratos y ser explotados, y ello pese a que existe dicha ley, adoptada en 2005.

«Desde la adopción de una ley que pretende proteger a los niños contra la trata y prácticas similares, Senegal solo ha llevado ante la justicia un pequeño número de casos relacionados al tráfico y la mendicidad forzosa», se lamentó la coalición de 40 entidades firmantes del comunicado.

Un censo realizado en 2014 reveló que, únicamente en el área de Dakar, más de 30.000 niños son obligados a mendigar en un práctica fomentada desde las propias escuelas coránicas.

«Durante la última década, decenas de miles de niños han sido explotados bajo el manto de la educación, golpeados por sus supuestos maestros y sometidos a condiciones de vida deplorables en escuelas que no deberían ser autorizadas», remarca el comunicado.

Las entidades firmantes calificaron la actitud del Gobierno, que no ha realizado las investigaciones adecuadas para llevar a los tribunales a responsables de estos abusos, como «una negligencia hacia unos niños cuyas vidas (parece que) no vale la pena proteger».

Dichos niños, de edades comprendidas entre 5 y 15 años, tienen obligación de abonar diariamente un importe fijo a su maestro y, de no cumplir esta consigna, se arriesgan castigos corporales que se asemejan a torturas y que en algunos casos han acabado ante los tribunales y en las páginas de la prensa local.

«No hay excusa alguna para que las autoridades senegalesas no apliquen sus propias leyes, que pretenden proteger a los niños vulnerables y, sobre todo, cuando los abusos que sufren están cometidos a cara descubierta», deplora el comunicado.

Por último, las organizaciones denunciantes pidieron a la asamblea nacional que adopte el proyecto de ley sobre la reglamentación de las escuelas coránicas y sus decretos de aplicación.