París, 19 abr (EFE).- El presidente francés, François Hollande, pidió hoy «una reunión rápida» de los ministros europeos de Interior y Exteriores, tras el nuevo naufragio de un barco de inmigrantes que habían salido de Libia, y pidió más barcos y más vuelos en la misión Tritón de la UE para evitar este tipo de tragedias.

«Tenemos que reforzar el número de barcos de la operación Tritón» y aumentar el número de vuelos para detectar aviones que salen de las costas del norte de África, subrayó Hollande en una entrevista a la televisión «Canal Plus».

Dijo que si se confirman las cifras de este nuevo naufragio, en el que podrían haber muerto más de 650 personas, «sería la peor catástrofe de estos últimos años en el Mediterráneo».

Hollande explicó que esta mañana estuvo hablando de estos hechos con el primer ministro italiano, Matteo Renzi, «para ver cómo podemos actuar de forma urgente».

También que va a comunicarse con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y con el del Consejo Europeo, Donald Tusk, para organizar «una reunión rápida» de los titulares de Interior y Exteriores de la Unión.

Se trata de incrementar los medios de la operación Tritón y de poner en marcha «una lucha mucho más intensa contra el tráfico» de personas, y en particular contra los traficantes a los que asimiló a «terroristas» por los riesgos que hacen correr a los inmigrantes.