Atenas, 2 jun (EFE).- El Gobierno griego de Alexis Tsipras emplazó hoy a los socios de la eurozona y a las instituciones acreedoras a posibilitar un acuerdo en el Eurogrupo del 15 de junio, mientras medios locales, citando fuentes europeas, señalan en esa reunión no habrá una oferta para el alivio de la deuda.

“Nuestros acreedores no tienen ninguna razón ya para posponer las cosas. Esperamos que cumplan con sus compromisos y presenten una solución clara que esté a la altura de la situación y corresponda a los sacrificios del pueblo heleno”, señaló hoy la oficina del primer ministro griego, Alexis Tsipras, en un comunicado.

La declaración se produjo después de que la oficina de estadísticas griega revisara al alza los datos sobre la evolución de la economía en el primer trimestre.

De acuerdo a los nuevos datos, el producto interior bruto (PIB) creció un 0,4 % en el primer trimestre, en lugar del retroceso del 0,1 % anunciado en mayo.

Según el Gobierno griego, estos datos refutan la “imagen de destrucción” que presenta la oposición conservadora y confirman que el “anhelado crecimiento ha llegado”.

Por ese motivo, recalcó el Gobierno griego, es necesario que la economía reciba un impulso definitivo para superar la crisis.

El Ejecutivo de Atenas reclama una hoja de ruta que defina claramente las medidas de alivio de la deuda que se aplicarán una vez finalice el actual programa de rescate, en agosto de 2018, algo que es necesario para que el Banco Central Europeo acoja a Grecia en su programa de compra de deuda soberana y para que este país empiece a programar su regreso a los mercados financieros.

Alemania, que en septiembre celebra elecciones, no ve necesidad de definir ahora cuáles serán las potenciales medidas de reestructuración de la deuda helena y considera que los problemas de Grecia radican fundamentalmente en su falta de competitividad.

Según los medios griegos, en un foro económico celebrado en Berlín ayer jueves, el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, señaló que “la administración y la economía griegas siguen sin ser competitivas” y que Tsipras llegó al poder “con la promesa de gravar a los armadores y nada ha ocurrido”.

“No me culpen a mi por la debilidad estructural del programa griego”, recalcó.

En una entrevista con la cadena privada de televisión Antenna, el portavoz del Gobierno griego, Dimitris Tzanakópulos, emplazó a Schäuble a trabajar por una solución “constructiva” en el Eurogrupo del día 15.

Schäuble “hace lo que considera mejor para los intereses de su país, pero creo que sería mejor que deje de echar la culpa a la parte griega, teniendo en cuenta de que está demostrado quién tuvo la culpa de que en el último Eurogrupo no hubiera acuerdo”, señaló Tzanakópulos, quien le invitó a trabajar de forma “constructiva en la negociación y permitir que haya una solución el 15 de junio”.