Kabul, 7 feb (EFE).- El ministro de Defensa afgano, Masoum Stanekzai, y el comandante de las tropas de Estados Unidos y de la OTAN en Afganistán, el general John Campbell, debatieron hoy por primera vez cómo implementar los acuerdos bilaterales de seguridad firmados en 2014.

Durante el encuentro, celebrado en Kabul, Stanekzai y Campbell decidieron crear tres comités para que supervisen la puesta en práctica del Acuerdo de Seguridad Bilateral con Estados Unidos (BSA) y el Estatus de las Fuerzas de Seguridad (SOFA) firmado con la OTAN.

Según acordaron, uno de los tres comités se ocupará de “revaluar las amenazas de seguridad que hay contra Afganistán”, de acuerdo con el ministro de Defensa, que añadió que luego se analizará el mejor modo para combatirlas y las “debilidades” que pueda haber.

El segundo comité tratará el tema del “apoyo financiero” a las tropas afganas, mientras que el tercero se dedicará al programa de capacitación y el apoyo técnico a las fuerzas de seguridad de Afganistán.

Stanekzai recordó que la comunidad internacional ya se ha comprometido a financiar a las tropas afganas hasta 2017 y ahora están en negociaciones para ampliarlo hasta 2020, cuando concluye el acuerdo de las tropas extranjeras de continuar en Afganistán.

Estados Unidos mantiene unos 9.800 militares en Afganistán, mientras que la OTAN ha anunciado que este año triplicará su presencia hasta cerca de 12.000 efectivos, lo que contrasta con el plan inicial de ambos contingentes de ir reduciendo las tropas.

“Estamos totalmente comprometidos en asegurarnos de hacer todo lo que esté en nuestras manos para lograr que Afganistán avance”, aseguró por su parte el general Campbell, que añadió que queda mucho trabajo por llevar a cabo para implementar los acuerdos.

Afganistán atraviesa una de sus etapas más violentas después de que a finales de 2014 la OTAN, que comenzó su misión en 2001 tras la invasión de EE.UU. que derrocó a los talibanes, trasladó a las tropas afganas la total responsabilidad de la seguridad en el país.