Saná, 14 jul (EFE).- Las fuerzas leales al presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, recuperaron hoy el control total del aeropuerto de la ciudad meridional de Aden de las manos de los rebeldes hutíes, tras haber lanzado hoy una campaña militar en varias zonas de esa localidad.

Fuentes de la resistencia sureña, partidaria de Hadi, dijeron a Efe que sus combatientes, apoyados por otras fuerzas leales a Hadi, se hicieron con el completo dominio del aeródromo y que ya no hay enfrentamientos con los hutíes.

Las fuentes añadieron que sus combatientes irrumpieron en el aeropuerto con 75 vehículos blindados facilitados por Emiratos Árabes Unidos.

En el marco de esa campaña militar, hoy estallaron enfrentamientos entre ambos bandos en el distrito de Jur Meksar, donde se ubica el aeropuerto.

Además, unidades navales de la coalición árabe, encabezada por Arabia Saudí, bombardearon posiciones de los hutíes y de las tropas del expresidente Ali Abdalá Saleh en la carretera costera que une Jur Meksar y el barrio de Kriter, dominado también por los rebeldes.

Las fuerzas de Hadi se movilizaron hacia el aeropuerto después de lograr progresos en el frente occidental de Aden, donde recuperaron en los últimos dos días la estratégica zona de Amrán.

Aden es el bastión de los aliados de Hadi y escenario de duros combates entre los bandos rivales desde marzo pasado, cuando comenzaron los bombardeos de la coalición árabe.

Esta nueva ofensiva se produce pese a que ambas partes se habían comprometido con una tregua humanitaria de una semana auspiciada por la ONU, que entró en vigor en la medianoche del viernes al sábado, pero que ha sido violada.

Desde que empezaron los ataques aéreos de la coalición a finales de marzo, más de 3.000 personas han muerto -la mitad civiles- y un millón han tenido que abandonar sus hogares, según cifras de la ONU.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, se mostró ayer “muy decepcionado” por el fracaso de la tregua humanitaria y aseguró que su organización mantiene contactos con todas las partes para tratar de detener la violencia.