Beirut, 15 jul (EFE).- Las fuerzas kurdas en Siria siguen empleando a menores de edad como milicianos, con lo que incumplen su compromiso de desmovilizarlos, afirmó hoy Human Rights Watch (HRW) en un comunicado.

La ONG ha documentado casos durante el último año de la presencia de menores en las filas de las Unidades de Protección del Pueblo, milicias kurdo sirias, pese a que estas se comprometieron en junio de 2014 a dejar de utilizar niños y adolescentes.

La nota destaca que en ese momento la fuerza kurda desmovilizó a 149 menores, pero ha continuado reclutando después y enviándolos al frente. De hecho, la organización internacional señaló que hay indicios de que algunos murieron combatiendo el mes pasado.

“Las Unidades de Protección del Pueblo prometieron dejar de enviar a menores a la guerra y deberían cumplir su compromiso”, dijo un asesor de HRW, Fred Abrahams, quien apuntó que el hecho de que otros grupos como el Estado Islámico (EI) infrinjan las leyes no es excusa para que los kurdos cometan abusos en sus propias filas.

En ese sentido, la ONG subrayó que las milicias kurdo sirias no son las únicas que reclutan a menores de edad, pero son las que pueden hacer más para acabar con esta práctica.

HRW indicó que, de acuerdo a datos proporcionados por organizaciones locales e internacionales, ha elaborado una lista de 59 menores -10 de ellos con menos de 15 años- que presuntamente se han adherido a las Unidades de Protección del Pueblo y su rama femenina desde julio de 2014.

Por estos motivos, envió una carta a la milicia kurdo siria en junio pasado para que diera explicaciones, a lo que las Unidades de Protección del Pueblo respondieron que estaban afrontando “desafíos significativos”, como para dejar de emplear a menores en la batalla y reconoció que se han dado “casos individuales” este año.

Asimismo, alegaron que habían desmovilizado a 27 chicos el 13 de junio y a 16 chicas, el pasado 20 de abril, además de castigar a siete de sus oficiales por aceptar menores en sus filas.

HRW reconoce las difíciles condiciones en Siria, donde el EI comete crímenes de guerra de forma repetida en las áreas bajo control kurdo, como la masacre de unas 200 personas en la población de Kobani el pasado 25 de junio.

No obstante, a su juicio, las Unidades de Protección del Pueblo, filial armada del Partido de la Unión Democrática, que gobierna en las áreas de mayoría kurda en Siria, podrían cumplir mejor sus obligaciones con la ley internacional de derechos humanos.