Colonia, 17 abr (EFE).- El ministro español de Interior, Jorge Fernández Díaz, elogió hoy la estrecha coordinación con la que, “unidas en el dolor y la tristeza”, España, Francia y Alemania han trabajado ante la tragedia aérea de los Alpes, un ejemplo “de los vínculos y valores” sobre los que se construye Europa.

Fernández Díaz tomó la palabra en el funeral de Estado celebrado en la catedral de Colonia (este de Alemania) en recuerdo de las 150 víctimas del siniestro aéreo del 24 de marzo, una fecha que, aseguró: “Permanecerá en nuestra memoria colectiva”.

El ministro trasladó la solidaridad y el cariño de los reyes de España y del Gobierno español a los alrededor de quinientos familiares de las víctimas asistentes a este acto ecuménico y también a las autoridades presentes en la catedral, encabezadas por el presidente alemán, Joachim Gauk, y por la canciller, Angela Merkel.

Tras subrayar la importancia de recordar a todas y cada una de las víctimas por encima de las nacionalidades, Fernández Díaz realizó un homenaje a las cientos de personas que desde el primer minuto se volcaron para ayudar en las labores de rescate en la montaña francesa y a los voluntarios que atendieron y atienden a los familiares de los muertos.

Elogió también la “profesionalidad” de las autoridades francesas y alemanas y mostró su agradecimiento por el funeral organizado, el primero a nivel de Estado en homenaje a los fallecidos.

En representación de España, Fernández Díaz recibió en la catedral un pequeño y sencillo ángel de madera con el que se quiso simbolizar en la ceremonia el mensaje de esperanza y recuerdo de todas las víctimas.