Lomé, 24 abr (EFE).- El actual presidente de Togo, Faure Ñasingbe, en el cargo desde 2005, y el líder de la oposición, Jean Pierre Fabre, son los dos principales candidatos a las elecciones presidenciales que celebra mañana este país africano, a las que además concurren otros tres candidatos.

Tras la muerte en 2005 del general Eyadema Ñasingbe, que gobernó Togo -antigua colonia francesa que logró la independencia en 1960- desde 1967, su hijo, Faure Ñasingbe, se hizo con la presidencia con el apoyo del Ejército del país y tras una ola de violencia que causó cientos de muertos.

Ese mismo año se celebraron unas elecciones en las que se proclamó vencedor Faure Ñasingbe, que ha sido presidente desde entonces ganando también los comicios de 2010.

Ñasingbe, nacido en 1966 y candidato del partido gubernamental «Unión por la República» (UNIR), aspira a su tercer mandato consecutivo, ya que la Constitución togolesa no señala un límite al respecto.

Se formó en el extranjero y regresó a su país en 1998 para ser consejero de su padre, después ministro y diputado en el Parlamento antes de acceder al sillón presidencial.

Tras permanecer 21 días en la Presidencia al morir su padre, Ñasingbe cedió a las presiones de la comunidad internacional y convocó elecciones que le otorgaron el poder con un 60,15 por ciento de los votos.

La oposición denunció un «fraude masivo» y se produjeron disturbios en los que hubo medio millar de muertos, mientras miles de desplazados se refugiaron en los vecinos Ghana y Benin.

Pese a la violencia y las protestas, el 4 de mayo de 2005 Ñasinge juró el cargo de presidente de Togo, en el que se ha mantenido desde entonces.

Mañana se enfrenta al jefe de la coalición opositora «Combate por una Alternancia Política», Jean Pierre Fabre, que ya perdió frente a Ñasingbe las presidenciales de 2010.

Fabre consideró fraudulentos esos comicios e impugnó los resultados, que le dieron un 33,94 % de los votos frente al 60,9 % del actual presidente, pero la comisión electoral togolesa rechazó su petición.

Fabre, nacido en 1952, es economista y reconocido activista dentro de la Liga Togolesa de Derechos Humanos.

Fue perseguido por el régimen dictatorial de Eyadema Ñasingbe, padre del actual presidente.

Fabre fue Secretario General de la «Unión de Fuerzas para el Cambio» (UFC) de Gilchrist Olympio (opositor togolés condenado dos veces a pena de muerte y al que se le ha prohibido presentarse a las elecciones) desde la creación del partido en 1992.

Sin embargo, en 2011 creó su propia fuerza política, la «Alianza Nacional para el Cambio» (ANC), junto a otros desertores de la UFC.

Jean Pierre Fabre afianzó la ANC como principal fuerza de la oposición frente al gubernamental UNIR, partido que cuenta con 62 escaños de 91 en el Parlamento togolés.

Sin embargo, tanto Fabre como otros prominentes miembros de la oposición togolesa se han visto rodeados de acusaciones y procesos judiciales, como cuando en 2013 se les acusó -a Fabré y a Abass Kaboua, presidente del Movimiento de los Republicanos Centristas (MRC), entre otros- de incendiar diversos mercados en el país.

Para las presidenciales de este año, Fabre se presenta al frente de la coalición de partidos políticos «Combate por una Alternancia Política» (CAP2015).

El resto de candidatos -de segunda línea- son Gerry Tamma, de la formación «Nuevo Compromiso por Togo» (NET); Tchabouré Gogue al frente de la «Alianza de los Demócratas para un Desarrollo integral» y Mohamed Tchassona Traore, líder del «Movimiento ciudadano para la Democracia y el Desarrollo» (MCD).