Lima, 21 ago (EFE).- El juez supremo Hugo Núñez abrió este miércoles un proceso penal con comparecencia por el delito de encubrimiento real contra el ex fiscal general Pedro Chávarry, cuestionado por haber pretendido separar a los fiscales que investigan el caso Lava Jato en Perú.

Durante la audiencia, el fiscal Alcides Chinchay afirmó que Chávarry incurrió en fraude a la ley por haber usado su cargo y sus funciones para obstruir la labor del Equipo Especial Lava Jato en el Ministerio Público.

El ex fiscal general destituyó como coordinador del equipo especial Lava Jato a Rafael Vela y como miembro de su equipo al fiscal José Domingo Pérez el 31 de diciembre de 2018, cuando se preparaban para firmar un acuerdo de colaboración eficaz (delación premiada) con la empresa brasileña Odebrecht.

Con ello, el equipo buscaba agilizar las investigaciones que llevan a su cargo contra la líder opositora Keiko Fujimori, así como los expresidentes Alejandro Toledo, Pedro Pablo Kuczynski, Ollanta Humala y Alan García, quien se suicidó en abril cuando iba a ser detenido por la Policía.

Por ello, Vela y Pérez denunciaron ante los medios de comunicación que el principal objetivo de Chávarry era frustrar ese acuerdo, por lo que impugnaron su separación ante la junta de fiscales supremos.

A raíz de las críticas, Chávarry se vio presionado a renunciar al cargo de fiscal general en enero pasado, pero continúa como fiscal supremo debido a que la Comisión Permanente del Congreso, de mayoría fujimorista, lo libró en mayo último de la destitución e inhabilitación solicitada por su presunta participación en una red de corrupción judicial.

No obstante, el pleno del Congreso sí aprobó en julio pasado que se le investigue por encubrimiento real debido a la frustrada remoción de Vela y Pérez del Equipo Especial que investiga el escándalo de sobornos Lava Jato en Perú.

La fiscal general de Perú, Zoraida Ávalos, denunció además a Chávarry ante el Congreso por los delitos de encubrimiento personal y atentado contra la conservación e identidad de objeto.

El delito de encubrimiento real hace referencia a quien “dificulta la acción de la Justicia procurando la desaparición de las huellas o prueba del delito u ocultando los efectos del mismo”.

Si Chávarry es hallado culpable por este delito podría recibir una pena privativa de la libertad no menor de dos años ni mayor de cuatro años, según lo especifica el Código Penal, con la posible consecuencia de que el Poder Judicial determine su inhabilitación.

El apoyo popular a los fiscales del equipo especial Lava Jato fue rotundo y su remoción produjo una ola de protestas y marchas contra Chávarry a inicios de este año, lo que lo llevó a dar marcha atrás en su decisión y dejar sin efecto la polémica resolución.

Al rechazo de la opinión pública, se sumó la solicitud de los fiscales supremos Pablo Sánchez y Zoraida Ávalos para que Chávarry renuncie al cargo por generar “caos y desconcierto” al interior del Ministerio Público de Perú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.