Ismailiya (Egipto), 6 ago (EFE).- Varios helicópteros y aviones militares con banderas egipcias sobrevuelan hoy el canal de Suez, poco antes de que las autoridades inauguren de forma oficial el nuevo tramo de esta importante vía del comercio marítimo.

En el espectáculo aéreo participan también aviones Rafale, adquiridos a Francia, cuyo presidente, François Hollande, figura entre los asistentes a la ceremonia.

Un antiguo barco de vela de madera denominado «Mahrusa», que el Jedive Ismail empleó para cruzar el canal cuando fue abierto por primera vez en 1869, surca las aguas, según pudo constatar Efe.

En este barco, rodeado por otras embarcaciones, todas ellas con banderas de distintos países, viaja el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, y algunos invitados de honor.

Numerosas carpas fueron instaladas en la zona para acoger a los asistentes al evento, que tiene lugar en la ciudad de Ismailiya, donde se encuentra la sede de la Autoridad del Canal.

Decenas de autobuses trasladaron desde El Cairo y entre fuertes medidas de seguridad a las delegaciones extranjeras, invitados locales y la prensa nacional e internacional.

Las autoridades egipcias prepararon para hoy un gran despliegue policial y militar, compuesto por numerosos controles durante todo el trayecto, para evitar posibles atentados.

Los militares, acostumbrados a intimidar con su rostro serio, hoy regalaron sonrisas y en ocasiones, durante los controles de seguridad, se despidieron con un «mabruk» (enhorabuena), en referencia a la inauguración del canal.

La carretera que conduce a Ismailiya está repleta de carteles, globos, muñecos hinchables y banderas egipcias, así como de fotografías de Al Sisi, en traje y con gafas de sol, en las que diferentes instituciones y empresas le agradecen «su aportación».

El proyecto consiste en la construcción de un tramo navegable de 35 kilómetros, excavado en paralelo al viejo canal, y la ampliación del conducto ya existente en un tramo de 37 kilómetros, lo cual reducirá el tiempo de navegación y aumentará la capacidad de toda la obra, de 195 kilómetros de largo.