Madrid, 21 abr (EFE).- El ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, afirmó hoy que España está en condiciones de «dar un gran salto adelante» en las relaciones políticas y económicas con China, una vez que se han superado algunos «contratiempos» en el camino.

García-Margallo participó en la inauguración del VIII Foro España-China, en el que intervinieron también el presidente del capítulo español del Foro, Pedro Solbes, y el viceministro de Asuntos Exteriores de China, Wang Chao.

El acto fue presentado por Juan Lladó, presidente de la Fundación Consejo España-China, quien, en unas breves palabras, animó a fomentar las inversiones cuando se cumplen diez años de la asociación estratégica firmada en 2005 entre los dos países.

El jefe de la diplomacia española recordó que la Estrategia de Acción Exterior de su Ministerio sitúa Asia y Pacífico en un lugar prioritario con el objetivo de tratar de «recuperar el tiempo perdido» en las relaciones con España.

Explicó que en los últimos años se ha avanzado «notablemente» en las relaciones políticas con China una vez superado «algún contratiempo y sobresalto» que obligó a «un esfuerzo adicional» por parte de las diplomacias de ambos países.

Las relaciones entre España y China también ofrecen un margen de crecimiento de las inversiones «realmente importante», añadió el ministro al situar en un lugar destacado a las empresas españolas y su «enorme esfuerzo» para establecerse y ampliar sus actividades en un «mercado prometedor».

Subrayó que España ofrece atractivos para la inversión china al tratarse de un «mercado abierto e importante» y en tanto que miembro de la Unión Europea (UE) que tiene relaciones comerciales con prácticamente todos los países del mundo.

García-Margallo se refirió a la importancia que puede representar España para China en mercados de América Latina -donde es el segundo inversor y cuenta con asociaciones comerciales con Chile, México, Perú, Colombia, Ecuador, Centroamérica y «pronto» con Mercosur-, así como de Estados Unidos, con quien se negocia actualmente el acuerdo de comercio e inversión.

También el africano es un mercado que España y China pueden «explorar juntos», manifestó el ministro.

Tras destacar las «buenas relaciones» con China y la importancia de mirar al futuro, García-Margallo aseguró que España está «en condiciones de dar un gran salto adelante» en las relaciones.

Con las palabras del jefe de la diplomacia española coincidió el viceministro de Asuntos Exteriores de China, Wang Chao, quien destacó el buen estado de las relaciones y habló de la importancia de profundizar y ampliar la cooperación «en beneficio mutuo» y de incrementar el nivel de comercio bilateral.

También se refirió a la necesidad de intensificar los acuerdos culturales y afianzar la comunicación entre los pueblos español y chino.

Wang Chao dijo que la Fundación Consejo España-China es un «puente de paz, amistad y cooperación» entre ambos países e hizo votos para que la amistad «perdure para siempre».

Esta Fundación, que tiene como objetivos impulsar la cooperación y el intercambio bilateral, es la encargada de organizar el Foro España-China, que se celebra desde 2003 de manera alternativa en ambos países.

El VII Foro, bajo el lema «Diez años de asociación estratégica», reúne hoy en Madrid a autoridades y expertos de ambos países para debatir sobre planificación de ciudades, oportunidades de inversión, protección del patrimonio cultural o el llamado «empoderamiento» económico de la mujer y la promoción de la igualdad. EFE

bal/jlg/ma/es