Madrid, 30 mar (EFE).- El Gobierno ha lamentado hoy las trágicas consecuencias de las lluvias torrenciales caídas en los últimos días en la región chilena de Atacama que han provocado numerosos fallecimientos y cuantiosos daños personales y materiales.

El Gobierno de España traslada su hondo pesar a las familias de las víctimas y a todo el pueblo y a las autoridades de Chile y espera un pronto restablecimiento de la normalidad en la región de Atacama.

Las autoridades chilenas anunciaron ayer que la cifra de muertos por el temporal en el norte del país aumentó a 14, mientras que otras 20 personas siguen desaparecidas.

El director de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), Ricardo Toro, confirmó el hallazgo de dos cadáveres en el sector de Chañaral como consecuencia de las lluvias torrenciales que cayeron a principios de semana en las regiones de Coquimbo, Atacama y Antofagasta.