Ankara, 19 feb (EFE).- El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, criticó este miércoles la absolución de nueve activistas acusados de instigar las protestas contra su gobierno en 2013.

Los acusados fueron absueltos ayer de “intentar derrocar al Gobierno” por haber supuestamente instigado las “protestas de Gezi”, iniciadas como una manifestación ecologista pero que se convirtieron en una denuncia del creciente autoritarismo del Gobierno islamista turco, en un momento en que Erdogan era primer ministro.

“Quienes definen los eventos de Gezi como un movimiento ambiental inocente son negligentes o enemigos del país y la nación”, enfatizó el mandatario, tras calificar de “terroristas” a los jóvenes que se unieron a las protestas de 2013.

Los abogados del caso Gezi denunciaron durante el juicio numerosas irregularidades y destacaron que la acusación carecía totalmente de pruebas y que incluso se utilizaba el testimonio de un testigo que se declaró mentalmente inestable.

“Para entender que esto no fue un levantamiento inocente es importante saber quién es quién”, afirmó el presidente en declaraciones retransmitidas por la emisora NTV.

El mandatario relacionó las protestas antigubernamentales con el magnate estadounidense George Soros, al que ha acusado en más de una ocasión de haber orquestado las manifestaciones.

“Hay figuras como la de Soros que quieren desestabilizar algunos países con levantamientos. Como sabéis, su brazo (de Soros) turco estaba en la cárcel y ayer, con una maniobra, quisieron absolverlo”, declaró.

Erdogan aludía al único de los acusados que permanece en prisión preventiva, el filántropo y activista Osman Kavala, quien, si bien fue absuelto ayer de ser el “líder e instigador” de las protestas, acusación por la cual la Fiscalía pedía cadena perpetua, sigue retenido porque el fiscal jefe de Estambul emitió, pocas horas después de su absolución, una nueva orden de detención en su contra, esta vez por la supuesta relación del activista con el fallido de golpe de Estado del 15 de julio de 2016.

En diciembre, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) pidió la liberación inmediata de Kavala, argumentando que no había evidencias en su contra.

Kavala fue trasladado anoche a la jefatura de la policía para ser interrogado y se espera que en las próximas horas un juez dictamine su liberación o reingreso en prisión preventiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.