París, 9 dic (EFE).- El tráfico de pasajeros del grupo franco-holandés Air France-KLM creció en noviembre un 3,6 % respecto al mismo mes del pasado año gracias en particular al tirón de los vuelos intercontinentales que compensaron el descenso de la filial de bajo coste Transavia.

En los once primeros meses del año, el tráfico subió un 3,5 % si se compara con el mismo periodo de 2018, indicó Air France-KLM en un comunicado.

El grupo franco-holandés transportó a 7.714.000 pasajeros en noviembre y a 96.459.000 desde enero.

El mes pasado, la actividad subió un 4,8 % en los vuelos intercontinentales de largo recorrido, sobre todo por las líneas con el Caribe y el Índico (+7,4 %), con Norteamérica (+5,2 %), con Asia (+4,9 %) y, en menor medida con Latinoamérica (+4,1 %).

El ascenso se quedó en el 0,9 % en los vuelos de corto y medio recorrido de las redes de las marcas Air France y KLM.

Transavia experimentó un retroceso en noviembre del 1,6 %. No obstante, en los once primeros meses del ejercicio, la filial de bajo coste registró un tirón del 7,4 %.

Por lo que respecta al negocio de transporte de carga de Air France-KLM, se redujo un 3,4 % en noviembre y un 2 % desde comienzos de año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.