Sao Paulo, 8 oct (EFE).- El Santander Brasil, subsidiaria brasileña del banco Santander español, considera que aún tiene mucho espacio para crecer en el mayor mercado suramericano no sólo por la baja tasa de bancarización de la población sino por la alta demanda de algunos segmentos que el propio sector bancario ha ignorado.

Así lo dijo el presidente ejecutivo del Santander Brasil y responsable por los negocios de la entidad en todo el Cono Sur, Sergio Rial, en una intervención ante unos 150 inversores, en gran parte extranjeros, invitados a participar en el Investor Day de la institución este martes en Sao Paulo.

«Hay espacio de crecimiento rentable en Brasil, un espacio al que el mercado no le prestó atención», afirmó el ejecutivo al citar segmentos como el crédito para la compra de automóviles, en los que el Santander Brasil puede aumentar su participación.

«En el crédito inmobiliario también estamos apenas comenzando. Hay mucho margen de crecimiento», agregó.

Santander Brasil es la principal subsidiaria del Santander en el exterior, responsable por gran parte del beneficio de la entidad española y, pese a ser el cuarto mayor banco del país en activos, ya cuenta con una participación del 9,5 % en el mercado de créditos brasileño.

«Hemos tenido cuatro años de crecimiento inteligente y rentable», aseguró Rial al referirse a la consolidación que el Santander Brasil ha conseguido en el país en los últimos años y que le ha permitido aumentar su participación en el mercado de forma orgánica y sin nuevas adquisiciones.

«Y el año 2020 será de inflexión del sistema financiero brasileño ya que habrá una orientación estratégica», agregó.

Afirmó que una de esas orientaciones es centrarse en la captación como clientes de la población de bajos y medianos recursos en un país como Brasil, con baja tasa de bancarización.

Según Rial, el 90 % de la población son de las llamadas clase C, D y E, que son las que menos usan los servicios financieros por no tener acceso a los mismos.

Agregó que una de las herramientas para captar esos clientes es el Prospera, un producto por el que el Santander Brasil ofrece créditos a pequeños y micro emprendedores.

Hasta mediados del año, el Santander contaba con 350.000 clientes del Prospera, lo que lo convierte en el banco privado con mayor participación en este segmento, y su meta era terminar 2019 con cerca de un millón de clientes.

Según Rial, el mercado de créditos debe crecer mucho en Brasil debido a que las tasas de interés cayeron a su menor nivel en varios años y «la tendencia es que permanezcan bajas por largo plazo».

En septiembre pasado el Banco Central brasileño redujo la tasa básica de intereses del país en 0,5 puntos porcentuales, hasta el 5,50 % anual, su menor nivel histórico, en un intento por impulsar una economía que crece a ritmo muy lento desde la severa recesión que sufrió Brasil en 2015 y 2016.

El mercado financiero espera que el organismo emisor continúe reduciendo los tipos por lo menos hasta diciembre, debido a que la inflación del país está bajo control pero el crecimiento económico es muy lento.

En su intervención, Rial dijo igualmente que los sectores que más se beneficiarán en Brasil con el acuerdo de libre comercio alcanzado por el Mercosur y la Unión Europea son los de azúcar y etanol, «ya que podrán exportar a Europa sin aranceles».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *