Riad, 21 abr (EFE).- El rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdelaziz, ordenó hoy a la fuerza terrestre de la Guardia Nacional que participe en las operaciones de la coalición árabe contra los rebeldes hutíes en el Yemen, informó la agencia oficial saudí, SPA.

En un encuentro con estas fuerzas en Riad, el ministro de la Guardia Nacional, Mutib bin Abdalá, afirmó que las tropas «están totalmente formadas y preparadas para apoyar la misión de la coalición árabe, que tiene el objetivo de devolver la estabilidad y seguridad al pueblo yemení», añadió la agencia.

El anuncio del monarca se produce casi cuatro semanas después de que Riad, al frente de una alianza de países árabes, declarara la guerra a los milicianos hutíes en el Yemen y comenzara el lanzamiento de ataques aéreos contra sus posiciones.

Durante ese tiempo, la coalición árabe siempre ha negado la necesidad de enviar tropas terrestres para enfrentarse a los hutíes.

La decisión del rey llega después de que los bombardeos no hayan conseguido su objetivo de detener el avance de los hutíes hacia la ciudad meridional de Adén, donde se refugiaba el ahora presidente en el exilio, Abdo Rabu Mansur Hadi.

Horas antes de hacerse público el anuncio, el Gobierno iraní, señalado por la coalición como responsable de apoyar a los hutíes, expresó su confianza en que los bombardeos cesarían en «cuestión de horas» y que en «un breve plazo» de tiempo las partes enfrentadas se sentarían en la mesa de negociaciones.

Teherán se ha ofrecido como negociador entre los bandos, aunque el ministro de Exteriores yemení, Riad Yasin, ha rechazado su propuesta ya que, según él, Irán es «parte del conflicto».