Ammán, 8 jun (EFE).- El rey de Jordania, Abdalá II, emitió hoy un decreto para convocar elecciones generales después de la disolución del Parlamento, cuya fecha será establecida por la comisión electoral.

La Constitución jordana estipula que dicha comisión debe fijar la fecha de los comicios en un plazo de diez días desde la difusión del decreto real.

Las elecciones tienen que celebrarse asimismo en los cuatro meses que siguen a la disolución del Parlamento, que tuvo lugar el pasado 29 de mayo, seis meses antes de que concluyera su legislatura.

El presidente de la Comisión para la Independencia de las Elecciones, Jaled Kalaldeh, confirmó que la cita con las urnas será a más tardar el 28 de septiembre.

Las últimas elecciones legislativas, celebradas en enero de 2013, fueron boicoteadas por el principal grupo de oposición, los Hermanos Musulmanes, que recientemente ha sufrido una nueva persecución por parte de las autoridades.

El pasado 1 de junio, Abdalá II aprobó la formación de un nuevo Gobierno con 29 ministerios, encabezado por el primer ministro Hani Mulqui.