Jerusalén, 9 jun (EFE).- El presidente israelí, Reuvén Rivlin, aseguró hoy que “la lucha contra el terrorismo es dura y larga”, pero que su país no permitirá un “despertar del terrorismo” y “perseguirá a los autores”.

A pesar de los tremendos esfuerzos de las fuerzas de seguridad para impedir el terrorismo, estos asesinos han sido capaces de cometer su repudiable ataque”, dijo el presidente en un comunicado difundido a raíz del atentado palestino que causó ayer cuatro muertos israelíes y seis heridos en Tel Aviv.

Rivlin destacó que su país no tiene soluciones mágicas contra este tipo de ataques, en los que lobos solitarios actúan por propia iniciativa y pueden llegar hasta a ciudades en el centro de Israel.

No obstante, aseguró que “no habrá un despertar del terrorismo” y que su país “perseguirá a los autores” sin descanso.

Los dos autores materiales del ataque fueron arrestados poco después, pero los servicios de seguridad investigan ahora si fueron enviados por alguna organización, lo que parece improbable, y si alguien les ayudó trasladándolos a la zona.

El atentado ha roto varias semanas de relativa calma en la ola de violencia que comenzó en octubre del 2015 y en la que han muerto hasta ahora 212 palestinos -la mayoría atacantes o supuestos atacantes-, 34 israelíes y 3 extranjeros.

Y ha abierto el debate en Israel sobre qué medidas debe aplicar el país para aplacarla, polarizando el debate entre la mano dura que reclaman los partidos de derechas y los llamamientos a la calma de las formaciones de izquierdas.

“Hay que cortar la cabeza a todo aquel que haya tuiteado mensajes de alegría por el atentado”, declaró a medios locales el diputado Moti Yogev, del partido nacionalista Hogar Judío.

Por su parte, el líder de la oposición, Itjzak Herzog, pidió contención porque “las promesas rimbombantes no sirven para nada”.

“Sólo creo en los hechos, y hay pasos que se pueden dar a nivel de seguridad y político para rescatar a Israel del círculo de la violencia”, estimó.