Lisboa, 12 jun (EFE).- El presidente portugués, el conservador Marcelo Rebelo de Sousa, destacó la importancia de la imagen de consenso dada por la Jefatura del Estado y el Gobierno socialista desde su llegada al poder, y reclamó ampliarla al resto de partidos.

“Sería bueno para Portugal que esta convergencia continuase durante el mayor período de tiempo posible y que se ampliase a otros sectores de la sociedad, también al resto de partidos”, subrayó Rebelo de Sousa en declaraciones recogidas por medios lusos desde París, donde se encuentra de viaje junto al primer ministro, António Costa.

El jefe del Estado consideró que proyectar una imagen de consenso desde los principales órganos de soberanía del país es “esencial”, y recordó que así ocurre en “democracias más avanzadas”.

Rebelo de Sousa instó a las diferentes fuerzas políticas a llegar a acuerdos en “cuestiones fundamentales de política externa y política de Defensa”, y lamentó que por el momento no sea posible alcanzar un consenso en otro tema sensible como la educación.

El primer ministro portugués, António Costa, coincidió igualmente con el presidente a la hora de calificar la relación entre las dos instituciones que ambos representan como “un excelente ejemplo de unidad nacional”.

“Es evidente la excelente relación entre el presidente y el Gobierno y es importante que eso sea así, las relaciones personales lo favorecen. El país precisa de estabilidad para concentrarse en sus grandes desafíos, como crear empleo o crecer”, argumentó.

La cohabitación entre el dirigente conservador -en el cargo desde marzo- y el líder socialista -que se convirtió en primer ministro en noviembre- fue uno de los puntos centrales de la campaña para las presidenciales y era una de las incógnitas por resolver de cara al ejercicio político de 2016.