Teherán, 7 jun (EFE).- El presidente de Irán, Hasan Rohaní, instó hoy a los ciudadanos a participar mañana de forma masiva en el día de Al Quds (Jerusalén), una fecha que este año consideró “especial” por los recientes “crímenes” de Israel contra los palestinos.

“El Día de Al Quds de este año es especial; además de ser el vigesimoséptimo aniversario de la ocupación de la tierra palestina, hemos presenciando cómo Jerusalén ha sido reconocida capital del régimen sionista por los Estados Unidos contra todas las reglas internacionales”, subrayó en un comunicado.

El mandatario remarcó que este año Israel ha cometido “más tiranías y crímenes contra los pueblos oprimidos de Palestina, especialmente los residentes de Gaza”.

También denunció los esfuerzos del Gobierno israelí por “promover la iranofobia”, en alusión a la gira de esta semana por varios países europeos del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, para denunciar la influencia regional de Irán y criticar el acuerdo nuclear de 2015.

Por todo ello, Rohaní expresó su esperanza de que mañana “todas las personas, independientemente de sus creencias, asistan a las marchas del Día de Al Quds, y envíen al régimen sionista usurpador el mensaje de que (…) la liberación de Jerusalén sigue siendo la causa sagrada del pueblo iraní y de todos los musulmanes”.

Además del presidente, el Ministerio de Exteriores, las Fuerzas Armadas y el Cuerpo de los Guardianes de la Revolución, entre otros, llamaron hoy a una gran participación en las marchas del viernes.

Exteriores abogó en un comunicado por “enfrentar las políticas y conspiraciones del régimen sionista, con un historial de 70 años de ocupación, crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad en los territorios ocupados”.

Por su parte, el Ministerio de Defensa calificó a Israel de “tumor canceroso en la región” y acusó a ese país de “conspirar para destruir el mundo musulmán”.