Ammán, 7 jun (EFE).- El primer ministro designado de Jordania, Omar al Razaz, anunció hoy que su Gobierno retirará el polémico proyecto de ley del impuesto de la renta, que ha generado una oleada de protestas que llevaron a la dimisión de su antecesor.

“Después de consultar con los presidentes de ambas cámaras del Parlamento y de acuerdo con ellos, el Gobierno retirará la ley tras la investidura”, según declaraciones de Al Razaz a los periodistas.

Al Razaz hizo estas manifestaciones tras mantener reuniones con el líder de la cámara alta, Faisal al Fayez, y de la cámara baja, Atef Tarawneh, como parte de las consultas que lleva a cabo para formar Gobierno.

Está previsto que Al Razaz sea investido el próximo domingo, cuando presentará su gabinete al rey Abdalá II, con el que sustituirá al dimitido primer ministro Hani al Mulki.

Los jordanos han celebrado manifestaciones en los últimos siete días contra ese proyecto de ley, impulsado a instancias del Fondo Monetario Internacional (FMI) y que pretende aumentar la recaudación de impuestos ampliando el número de contribuyentes.

Las protestas, alentadas por un grupo de 33 sindicatos y asociaciones profesionales, no se han detenido a pesar de la renuncia de Al Mulki, el pasado lunes.

Esta noche se congregaron centenares de personas frente a la oficina del primer ministro, en el barrio de Yabal Ammán, protestando contra el controvertido proyecto de ley y también, exigiendo reformas políticas, incluida la disolución de la cámara baja del Parlamento.

La polémica ley que va a ser retirada se enmarca en las reformas impulsadas desde 2016 por el FMI para reducir el déficit estatal del país.

La norma pretendía aumentar el número de contribuyentes en un 6 %, rebajando el umbral de ingresos exigido para pagar el impuesto sobre la renta.