Jerusalén, 25 may (EFE).- La policía israelí interrogó hoy al magnate multimillonario estadounidense Sheldon Adelson, como parte de la investigación de un caso de corrupción que implica al primer ministro, Benjamín Netanyahu, informó el digital Ynet.

El jefe de Gobierno israelí está siendo investigado en el denominado "Caso 2000", que analiza si negoció con Arnon Mozes, dueño del periódico de mayor tirada en Israel, "Yediot Aharonot", mejorar la cobertura de su persona a cambio de legislar para controlar la distribución de su competidor, "Israel Hayom", propiedad de Adelson.

Según el digital Ynet, Adelson declaró hoy ante la policía en Tel Aviv en calidad de testigo.

El diario "Haaretz" añade que la policía tenía previsto preguntar al multimillonario sobre el grado de implicación de Netanyahu en el funcionamiento del periódico y que testificaría también su mujer, Miriam Adelson, implicada en la gestión del medio.

El primer ministro israelí ha sido interrogado cuatro veces desde enero, por dos expedientes en los que es sospechoso de corrupción y tráfico de influencias.

El primero, "Caso 1000", está relacionado con lujosos regalos que Netanyahu y su esposa Sara habrían supuestamente recibido a cambio de posibles favores, y el primer ministro declaró al respecto que los obsequios eran los de un "amigo de la familia".

El segundo y más grave, en el que Adelson ha testificado hoy, incluye una grabación de audio en la que Mozes aparentemente ofrece apoyar el liderazgo de Netanyahu para que se mantenga en el poder a cambio de importantes beneficios y favores.

Las investigaciones, que se iniciaron el pasado verano, han requerido de decenas de testimonios de personas, algunas de ellas en el extranjero.

Adelson, que apoya a Netanyahu y al presidente de EEUU, Donald Trump, como principal donante del Partido Republicano que es, se dejó ver este martes en el Museo de Israel durante el discurso que dio el mandatario estadounidense como despedida de su visita oficial esta semana a Israel y Palestina.