Berlín, 15 jul (EFE).- El ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, viaja hoy a Cuba con el propósito de mejorar las relaciones bilaterales políticas y económicas, en señal de apoyo a su proceso de apertura y en plena normalización de los lazos entre La Habana y EEUU.

Steinmeier será el primer titular de Exteriores alemán que visita oficialmente Cuba, donde se reunirá con su homólogo, Bruno Rodríguez Parrilla, y con el ministro de Cultura, Julián González Toledo.

Asimismo mantendrá un encuentro con el arzobispo de La Habana, Jaime Ortega, con sólidos vínculos con la oposición cubana, así como con representantes de la sociedad civil.

“Cuba y el mundo se están acercando, tras un largo periodo de separación por un muro de desconfianza”, indicó Steinmeier, a través de un comunicado emitido antes de partir para La Habana, de donde previsiblemente regresará a Berlín el próximo sábado por la mañana.

Con esa primera visita de un ministro de Exteriores alemán a la isla caribeña “queremos contribuir a abrir aún más la puerta entre Cuba y el mundo”, prosiguió el texto.

La última visita de un representante del gobierno federal a Alemania a Cuba se remonta a 14 años atrás, en tiempos de la coalición integrada por socialdemócratas y verdes y liderada por el canciller Gerhard Schröder, cuando visitó el país el entonces ministro de Economía, Werner Müller.

“Este viaje a Cuba es en todo caso extraordinario”, aseguró el portavoz de Exteriores, Martin Schäfer, al detallar la agenda del ministro en esta visita oficial, que ha tenido que ser postergada en dos ocasiones porque Steinmeier estaba involucrado en la negociación sobre el programa nuclear iraní.

Alemania busca con esta visita iniciar “la mejora de las relaciones a nivel económico, político y cultural”, explicó Schäfer, que añadió que el ministro tratará asimismo de “documentar” el proceso de deshielo de las relaciones entre Cuba y EEUU y analizar “críticamente” la “cuidadosa apertura” de La Habana.

El portavoz de Exteriores indicó, al ser interrogado al respecto, que el Gobierno alemán no ha solicitado entrevistas con ninguno de los hermanos Castro.

Steinmeier viaja a La Habana acompañado de una pequeña delegación de representantes del ámbito económico alemán.

Cuba ocupa un lugar más bien modesto en los intereses comerciales de Alemania, ya que figura en el puesto 101 en el escalafón de las exportaciones germanas y el 125, en lo que respecta a las importaciones.

La visita de Steinmeier se produce apenas unos días antes de la anunciada reapertura de las embajadas estadounidense y cubana, en La Habana y Washington, respectivamente, prevista para el próximo 20 de julio.