Berlín, 19 jul (EFE).- El ministro alemán de Economía, Sigmar Gabriel, viajó hoy a Irán, acompañado de una comitiva de empresarios, pocos días después de que Teherán alcanzase un acuerdo con la comunidad internacional sobre su programa nuclear.

La visita, de tres días, pretende reactivar las relaciones comerciales entre ambos países, que aunque en el pasado fueron intensas, están en la actualidad debilitadas tras años de sanciones económicas contra Teherán.

Está previsto que Gabriel, que es también presidente del Partido Socialdemócrata y vicecanciller de Alemania (como líder del socio minoritario en la coalición gobernante), se reúna mañana con el presidente iraní, Hasan Rohani, así como con varios ministros.

El ministro explicó antes de partir hacia Irán que el cumplimiento del acuerdo nuclear alcanzado en Viena es un “requisito previo” para la normalización de la relaciones económicas, según un comunicado de su departamento.

Asimismo, Gabriel explicó al diario popular “Bild” que pretende actuar como mediador para que Teherán reconozca el derecho de Israel a existir.

“El derecho de existencia de Israel no debe seguir siendo controvertido. Unas relaciones realmente estables y buenas con Alemania sólo se podrán dar si la política iraní acepta esto también”, aseguró.

Gabriel es el primer político occidental de primer nivel que visita Teherán desde la firma del acuerdo nuclear y el primer ministro alemán que viaja a Irán en 13 años.

El acuerdo de Viena impedirá que Teherán desarrolle una bomba nuclear en los próximos años, pero prevé el levantamiento progresivo de las sanciones económicas contra Irán.