Moscú, 16 jun (EFE).- El presidente ruso, Vladímir Putin, mantendrá un encuentro con el primer ministro griego, Alexis Tsipras, el próximo viernes en San Petersburgo, informó hoy el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

“Con Tsipras está previsto un encuentro de trabajo en el marco del Foro (Económico de San Petersburgo) el próximo viernes, 19 de junio”, dijo Peskov a los periodistas.

“Por supuesto, habrá encuentros de trabajo con todos los invitados” internacionales, agregó el portavoz.

El Gobierno griego confirmó ayer el viaje de Tsipras a Rusia para participar en el Foro Económico, al que fue invitado el pasado abril durante la visita que efectuó a Moscú, su primera visita a este país desde que fue elegido a la jefatura del Gobierno heleno en enero pasado.

Dicha visita fue vista con gran recelo por parte de los socios europeos de Grecia, que temieron que Rusia, en pleno enfrentamiento con la UE por la crisis de Ucrania, pudiera utilizar al nuevo Gobierno izquierdista de Atenas como caballo de Troya pare mejorar sus relaciones con Bruselas.

Tras su reunión entonces con Putin, Tsipras dejó claro que Grecia desea permanecer en la Eurozona, aunque consideró que su viaje a Moscú sentó las bases para relanzar las relaciones bilaterales con Rusia.

Esta visita de Tsipras a San Petersburgo se produce después de que las negociaciones de Grecia con los acreedores europeos quedaran interrumpidas el domingo pasado por falta de acuerdo.

El jefe del Gobierno griego viajará a Rusia el jueves, justo el día en que se reúne en Luxemburgo el Eurogrupo, los ministros de Finanzas de la zona euro.

Según el portavoz del Gobierno griego, Tspras se mantendrá en estrecho contacto con su ministro de Finanzas, Yanis Varufakis, quien estará en Luxemburgo.

En un comunicado, el ejecutivo griego dijo hoy que está “a la espera” de recibir una invitación de las instituciones para reanudar las negociaciones que quedaron interrumpidas el domingo, ya que Atenas sigue dispuesta a concluir las negociaciones y lograr un acuerdo.

Grecia negocia desde hace meses con la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE) para poder recibir, a cambio de reformas, 7.200 millones de euros que quedan pendientes del segundo programa de ajuste, a dos semanas de que expire la prórroga del rescate.