Lima, 24 sep (EFE).- El interrogatorio al exasesor presidencial Vladimiro Montesinos sobre los aportes de la empresa brasileña Odebrecht a la campaña de la opositora Keiko Fujimori fue reprogramado en Perú para el 7 de octubre puesto que debía acudir este martes a otras audiencias sobre abusos a los derechos humanos.

El fiscal José Domingo Pérez, a cargo de la investigación contra Keiko Fujimori, solicitó la reprogramación del interrogatorio al exasesor del exmandatario Alberto Fujimori (1990-2000), al conocer que este martes Montesinos debía acudir a otras audiencias de la Cuarta Sala Penal Superior Nacional Transitoria.

Los casos por abusos a los derechos humanos por los que debía responder Montesinos, preso en la Base Naval del Callao, están referidos al asesinato del sindicalista Pedro Huillca, así como de la exagente de inteligencia Mariella Barreto y sobre los sucesos del 5 de abril de 1992, fecha en la que Fujimori cerró el Congreso y tomó el control del Poder Judicial.

Montesinos, que fue la mano derecha del expresidente durante su Gobierno, cumple decenas de sentencias por corrupción, así como una de 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad a raíz de las matanzas cometidas por el grupo militar encubierto Colina.

El fiscal Pérez planea indagar sobre los vínculos que Montesinos tuvo con Vicente Silva Checa, un condenado por corrupción en el Gobierno de Alberto Fujimori que actualmente es investigado por presuntamente haber asesorado a Keiko en sus campañas electorales de 2011 y 2016.

La información de que el fiscal Pérez interrogará al exasesor desató la ira de los congresistas del partido fujimorista Fuerza Popular, quienes rechazaron que se pretenda vincular a Montesinos con la agrupación de Keiko.

Los legisladores fujimoristas han afirmado, en un documento, que Keiko siempre mantuvo «distancia y enemistad» con Montesinos, considerado el cabecilla de una enorme red de corrupción instalada en el Gobierno de su padre y en el cual ella también ocupó el cargo honorífico de primera dama, tras el divorcio de sus padres.

Fuerza Popular enfatizó, además, que la diligencia se realizará un día antes de una audiencia en la que el Tribunal Constitucional analizará un recurso de habeas corpus presentado por la hermana de Keiko para pedir su excarcelación.

La hija del exmandatario peruano es investigada por el fiscal Pérez por los aportes económicos irregulares de Odebrecht a sus campañas electorales de 2011 y 2016, que presuntamente fueron registrados como donativos de sus partidarios.

La Corte Suprema de Justicia rechazó la semana pasada un pedido para la excarcelación de la excandidata, aunque aprobó reducir su prisión preventiva de 36 a 18 meses, mientras es investigada por la presunta comisión del delito de lavado de activos.

El fiscal Pérez también ha obtenido en las últimas semanas información de Odebrecht sobre el registro de sus aportes, en los servidores encriptados, en los que figura al menos uno hecho durante el Gobierno de Alberto Fujimori, a pesar de que sus responsables no han confesado haber sobornado al exmandatario de 81 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *